Salud

Consejos para dormir más rápido y mejor, avalados por la ciencia

dormir-mas-rapido-mejor
Escrito por Ana Muñoz

En un mundo dominado por el estrés, es difícil conciliar el sueño. Por eso hoy te mostramos unos consejos avalados por la ciencia para dormir más rápido y mejor.

A muchos les cuesta conciliar el sueño. Y es que pueden pasarse horas dando vueltas en la cama antes de caer en los brazos de Morfeo.

Este problema es tremendamente nocivo para nuestra salud y nuestro rendimiento laboral, ya que no sólo nos hace menos productivos, sino que también puede provocarnos estrés y ansiedad.

Si nos centramos en el caso concreto de España, los últimos informes de nuestro país indican que dormimos poco y que nos acostamos tarde. De media dedicamos a esta actividad 7,1 horas, que se quedan cortas respecto a las ocho que recomiendan los expertos.

Cómo dormir rápido y aumentar tu rendimiento laboral

Además, el 51% de los habitantes de nuestro país se despiertan con la sensación de no haber descansado bien. Y es que, en los últimos 10 años, las nuevas tecnologías y el uso generalizado de smartphones y tablets también está afectando a la hora en la que nos acostamos.

En cualquier caso, hoy te mostramos una serie de hábitos para dormir más rápido y mejor. Además, todos están avalados por la ciencia, por lo que nunca está de más echarles un vistazo.

  • Oscuridad: Aunque pueda parecer algo obvio, uno de los mejores trucos para dormir rápido es apagar las luces de tu habitación. La luz brillante, especialmente la azul, le dice a tu cerebro que todavía es de día e impide la liberación de sustancias químicas esenciales para el sueño, como la melatonina. Por esa razón, Harvard recomienda el uso de luces rojas durante la tarde y las brillantes durante el día.
  • Deja el móvil lejos de ti: Sabemos que para muchos será difícil, pero si no haces caso de este consejo para dormir, ninguno de los otros funcionará. Cientos de estudios certifican que mirar una pantalla antes de dormir (TV, smartphone, tablet, ordenador) afecta a nuestro sueño. Así que ya sabes, aléjate de los píxeles.
  • Deja el café: Tomar café te ayudará a luchar contra el cansancio si no has dormido la noche anterior, pero también puede ser un causante del problema. La cafeína altera lo niveles de melatonina del cerebro y es muy probable que haga que duermas menos (incluso si lo tomas durante el día).
  • Evita el alcohol: El alcohol es lo peor para los insomnes. A pesar de que a muchos les produzca sueño, lo cierto es que descansan peor, además de que produce enfermedades relacionadas, como la apnea.
  • Duerme con gente agradable: Parece una tontería, pero si quieres descansar bien tienes que dormir con gente que te haga feliz. A pesar de que aún haya muchos investigadores que dicen que aún hay que estudiar la forma en la que se duerme en pareja, todos los estudios apuntan a que las parejas felices descansan mejor juntas.
  • Rutina para dormir: Sabemos que seguir una rutina nos ayuda a muchos aspectos de nuestra vida. Así que tiene sentido que establecer una rutina antes de irte a la cama nos ayude a conciliar el sueño. Eso sí, parece que tiene más impacto en los niños que en los adultos.
  • Pies y manos calientes: Los últimos estudios aseguran que tener los pies y las manos calientes antes de irse a dormir nos ayuda a conciliar el sueño. ¿Un truco? Usa calcetines.
  • …Pero tu habitación debe estar fría: A pesar de que tener las manos y los pies calientes nos ayude a descansar, los estudios demuestran que una habitación fría nos permite dormir más rápido.
  • Baño caliente: Aunque esta teoría no esté respaldada por una gran cantidad de estudios, parece lógico que algunos investigadores aseguren que darse un baño caliente antes de irse a la cama nos relaja y, por lo tanto, nos ayuda a dormir.
  • Piensa en cosas felices: Los problemas del día a día son uno de los grandes inconvenientes de los insomnes. Por eso te recomendamos que intentes no pensar en algo que te perturbe antes de irte a la cama.
  • Escuchar música: Hay estudios que demuestran que escuchar música clásica antes de irse a la cama nos relaja y mejora la calidad del sueño.
  • Lavanda: Algunos estudios aseguran que la lavanda nos ayuda a mejorar la calidad de nuestro sueño, ya que nos levantamos más frescos.
  • Hacer burbujas: No, no estamos locos. Rachel Marie E. Salas, una profesora de neurología de la Universidad de medicina del Johns Hopkins, nos recomienda esta técnica como ejercicio de respiración para conciliar el sueño. La clave está en que, además de ayudarnos a esto último, nos permite despejar la mente.
  • Suplementos de melatonina: Hay muchos científicos que recomiendan a los insomnes tomar suplementos de melatonina. Si sufres esta enfermedad del sueño, consulta a un médico sobre el tema, ya que puede ser beneficioso para tu salud.
  • Investiga lo que te funciona: Te habrás dado cuenta que los consejos de esta lista giran en torno a tres puntos: relajación, condiciones adecuadas y evitar tomar algunas cosas (alcohol, café). Sin embargo, aquí hay un factor que se escapa: qué es lo que te relaja a ti. Quizás te relaja hacer solitarios, jugar al buscaminas o salir a correr. Prueba distintas cosas hasta que sepas qué es lo que funciona contigo.
  • Si todo falla, pide cita con tu médico: Muchos insomnes no son capaces de curarse por su cuenta, por lo que si el problema persiste, lo más recomendable es que acudas a tu médico.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.