Salud

Cómo mejorar tu piel en un mes: 3 trucos económicos respaldados por la ciencia

cuidado de la piel

La clave para cuidar tu rostro no está en comprar los productos más caros del mercado, sino en dar con los ingredientes adecuados. Hoy te revelamos 3 trucos respaldados por la ciencia para mejorar tu piel y empezar a ver resultados en tan solo un mes.

En los meses de verano tenemos que cuidar nuestra piel más que nunca, y esto no solo implica ponerse crema de sol para ir a la playa. Para tener un rostro envidiable también vas a tener que exfoliar, hidratar y nutrir tu piel.

Pero eso sí, no vale hacerlo con cualquier tipo de producto: si quieres mejorar tu piel en un mes vas a tener que exfoliar, hidratar y nutrir con los ingredientes adecuados.

Así lo explicó la dermatóloga Kathleen Suozi de la Escuela Médica de Yale a Business Insider: la clave no está en ir a por el producto más caro, sino el que tenga las sustancias clave para un mejor cuidado del cutis.

5 tipos de alimentos para una piel sana y suave

Eso sí, pese a que 4 semanas es suficiente para empezar a notar una mejora el cuidado de la piel es algo con lo que debes ser muy constante; para comprobar si método es o no el adecuado deberás mantenerlo de manera continuada durante entre 3 y 6 meses. Veamos cuáles son las 3 claves de Suozi para una tez más sana:

  • Exfolia con alfa hidroxiácidos: Si quieres tener la piel más suave y eliminar las arrugas exfolia con alfa hidroxiácidos, las sustancias naturales que podemos encontrar en algunas frutas, como el limón o la manzana. Actúan eliminando la capa superior de piel muerta. Cómprate una mascarilla facial que contenga o bien ácido cítrico, ácido glicólico o ácido láctico y póntela una vez a la semana para empezar; una vez compruebes que tu piel lo tolera bien puedes incrementar la frecuencia a dos o tres veces a la semana. Cuidado con no exponerte demasiado al sol después de ponerte la mascarilla, ya que tu piel nueva será más sensible.
  • Hidrata con ácido hialurónico: Es increíble la diferencia que hace hidratar tu piel, aunque no sea con una crema cara. De hecho, en vez de fijarte en el precio del bote deberías comprobar si tiene ácido hialurónico, un componente natural que tenemos en la piel que retiene agua. Una crema que contenga este componente será mucho más hidratante y la gran mayoría de pieles lo toleran muy bien.
  • Nutre tu piel con antioxidantes: El tercer y último paso es nutrir tu piel con antioxidantes, moléculas capaces de proteger nuestras células de la oxidación provocada por los rayos UV. Tendrás un rostro más luminoso, e incluso mejorará el tono de tu piel si la nutres con antioxidantes. La mejor manera de hacerlo es comprándote un serum con vitamina C, vitamina E u otros ingredientes ricos en antioxidantes.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.