Salud

Cómo el Internet de las Cosas y la inteligencia artificial revolucionarán la sanidad

¿Sabes cuáles son las mejores apps de salud según los médicos?

Wearables, bots y sistemas cognitivos son las tres claves que marcarán el futuro de la sanidad y la atención médica en una sociedad cada vez más envejecida.

Ante el progresivo envejecimiento de la población y la creciente complejidad de enfermedades como el cáncer, las nuevas tecnologías están llamadas a jugar un papel clave en la atención sanitaria y el cuidado de los pacientes, especialmente aquellos que sufren enfermedades crónicas. Y, entre todas las innovaciones que están llegando al ámbito médico, la inteligencia artificial o el Internet de las Cosas van a ser las grandes protagonistas.

En verdad, el verdadero cambio de paradigma será el cambio de rol que juega el paciente respecto a su propia enfermedad: por medio de la tecnología, el paciente recupera su poder en el proceso, pudiendo acceder a información en tiempo real sobre su estado de salud gracias a todo tipo de sensores (wearables específicos o, simplemente, con un smartwatch o con el smartphone que todos llevamos en el bolsillo… que ahora sirve incluso para diagnosticar el cáncer).

Maneras en las que podrían atacar tu hogar conectado al Internet de las Cosas

Al mismo tiempo, las nuevas técnicas de inteligencia artificial y análisis de datos están favoreciendo un mejor diagnóstico médico, junto a una mayor compresión de las enfermedades por parte de los afectados gracias a chatbots y otras formas de interacción de base digital.

Inteligencia cognitiva

¿Se imaginan diagnosticar una leucemia y encontrar el mejor tratamiento personalizado para un paciente concreto en cuestión de minutos? ¿Y que, para tomar esa decisión, un sistema analizara 20 millones de registros, entre documentación y casos de otros enfermos? Pues bien, esto que puede parecer ciencia ficción es una realidad gracias a sistemas de inteligencia cognitiva como IBM Watson. Se trata de una tecnología de supercomputación que combina información estructurada y no estructurada para analizar cualquier caso real y determinar las probabilidades de éxito de cada tratamiento -quimioterapia, radioterapia o inmunoterapia- existente en todo el planeta.

IBM Watson y Siemens sellan una alianza estratégica global en el sector de la salud

En ese sentido, el Centro del Genoma de Nueva York está utilizando Watson para analizar la capacidad de esta tecnología a la hora de ayudar a los médicos a desarrollar tratamientos personalizados para pacientes con glioblastoma, un tipo de cáncer muy agresivo y maligno que mata a 13.000 personas en Estados Unidos cada año.

Sensores biométricos

Más allá de Fitbit, otra gran multitud de fabricantes (como Google, Apple o Samsung) están ya invirtiendo miles de millones de euros en desarrollar nuevos sensores biométricos que nos tendrá continuamente monitorizados, desde parámetros más habituales (como el ritmo cardíaco, hábitos deportivos o nuestra temperatura) hasta otros más rompedores (como los niveles de glucosa en sangre o los niveles de oxígeno).

Estos datos no sólo serán útiles para el paciente (poder adaptar su dieta o tomar determinados medicamentos en función de su estado en tiempo real) y para los médicos (que podrán llevar un control más estricto de sus pacientes), sino que todo ese Big Data ayudará a planificar mejor los recursos sanitarios que implantan los gobiernos (adaptando las unidades de atención clínica a los lugares con más probabilidades de sufrir determinadas enfermedades).

Bots

Uno de los fenómenos que más preocupan a los gestores de los servicios sanitarios es el progresivo envejecimiento de la población: cuanta más gente tenga edades avanzadas, se producirán mayores tasas de enfermedades crónicas cuya atención por parte del gobierno puede poner en peligro la sostenibilidad del sistema. Es por ello que países como Japón, una de las naciones líderes en envejecimiento de población, están explorando el uso de bots para ayudar a los ancianos en sus tareas y consultas básicas del día a día.

Estos bots, que en España ya han sido probados por la Generalitat de Catalunya en Telegram, permitirán a estas personas recibir ayuda sobre sus tratamientos domiciliarios (ejercicios de rehabilitación, medicación que deben tomarse, consejos y recordatorios sobre hábitos de vida saludables…), así como acceder de forma sencilla a su historial médico, consultas sobre síntomas que estén padeciendo o la localización de los servicios de emergencia más cercanos a su posición.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.