Salud

Cómo dejar de fumar y no recaer en el futuro

dejar de fumar

Hay razones de sobra para dejar de fumar, pero muy pocos saben cómo hacerlo. Descubre estas técnicas para deshacerte del tabaco y evitar recaer en el futuro.

No hace falta que esperes al año que viene para empezar a cumplir tus nuevos propósitos. Si quieres dejar de fumar olvídate de las excusas absurdas y hazlo cuanto antes.

En España el tabaco causa 52.000 muertes al año y supone el 6% del gasto sanitario en un país donde el 21% de la población fuma. Sin embargo, a pesar de los graves problemas de salud que causa el tabaco, los fumadores son incapaces de dejarlo: un 70% lo ha intentado al menos una vez, y un 17 ha llegado a proponerse dejarlo al menos 4 veces, informa El Mundo.

Fumar aumenta en un 80% el riesgo de sufrir enfermedad pulmonar, un 20% las cardiovasculares y un 30% del cáncer se asocia con los cigarros. Pese a las advertencias y los elevados precios impuestos para reducir el consumo, para 2030 se estima que la mortalidad atribuible al tabaco supere los 8 millones de personas. Si no quieres formar parte de esa estadística más vale que empieces a plantearte cómo dejar de fumar.

Estas son algunas de las claves para dejar de fumar y evitar recaer en el futuro:

  • Elige una fecha concreta: Anota en tu calendario qué día vas a dejar de fumar por completo. Procura no escoger épocas donde sepas que tienes una fiesta o evento importante, vas a tener que huir de la tentación un tiempo y evitar ir a bares. Hay cierto debate sobre si es mejor dejar de fumar poco a poco o de golpe; si te es más fácil ve reduciendo el consumo los días anteriores, pero a partir del día establecido debes estar libre de humos nocivos.
  • Informa a tus familiares y amigos: Cuanta más gente lo sepa, mejor. No sólo te ayudará contar con el apoyo de los que te rodean, sino que además la sensación de fracaso será mayor si recaes.
  • Piensa cómo resistirás a la tentación: Antes de dejar de fumar empieza a anotar cuáles son los momentos en los que más te apetece un cigarro y piensa cómo podrías evitarlo. Por ejemplo, si sueles tener ganas de fumar después de comer piensa qué producto puedes tomar para sustituir el cigarro; cuando tus compañeros salgan a fumar en el descanso anticípate y busca otra manera de entretenerte. También es conveniente que tengas snacks saludables que puedas tomar cada vez que te entre el ansia por fumar. Es la mejor manera de eliminar malos hábitos.
  • Calcula cuánto dinero vas a ahorrar: Si mejorar tu salud no es suficiente, piensa en todo el dinero que vas a ahorrar al dejar el tabaco. Calcula exactamente cuánto te cuesta ser fumador y decide en qué invertirás el dinero que ahorres, será una motivación extra.
  • Evita a fumadores: Pídeles a tus amigos que no fumen cuando estés cerca, y si no son capaces de hacerlo tal vez tengas que alejarte de ellos durante un tiempo.
  • Elimina todo lo que te recuerde al tabaco: Tira tus cigarrillos a la basura y deshazte de los ceniceros, mecheros, filtros o papel de liar. También es importante limpiar todo lo que tenga olor a tabaco.
  • Reemplaza el paquete de tabaco: Guarda un paquete de chicles o caramelos en los lugares donde solías guardar los cigarros.

Tan sólo 20 minutos después de apagar tu último cigarro empezarás a disfrutar los beneficios, tu ritmo cardíaco volverá a su estado normal y después de 24 horas el riesgo de sufrir un infarto (70% mayor en fumadores) empezará a disminuir. El mejor momento es a los 3 días cuando la nicotina se va de tu cuerpo; es posible que empieces a encontrarte mal – náuseas y dolor de cabeza – pero implica que funciona.

1 de cada 10 muertes se debe al tabaco, según un estudio financiado por Bill Gates

Es normal que tras una semana sigas sintiendo la tentación de fumar muy a menudo; pon en práctica tu plan para resistir y no recaer. Lo agradecerás a las dos semanas cuando empieces a respirar mejor y puedas hacer deporte sin ahogarte.

Tus pulmones estarán reparándose hasta 9 meses después y al año no sólo habrás alcanzado un gran logro, sino que además el riesgo de sufrir una enfermedad del corazón se habrá reducido en un 50%.

Vía | The Telegraph

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!