Salud

5 claves para superar el miedo a volar y la ansiedad en el avión

7 claves para superar el miedo a volar y la ansiedad en el avión

El miedo a volar es una de las fobias más comunes en nuestra sociedad. Para minimizar o evitar el impacto de la ansiedad durante el vuelo o antes de subirte a un avión, no te pierdas los siguientes consejos.

¿Tienes mariposas en el estómago cada vez que piensas en poner un pie sobre un avión? ¿Experimentas síntomas como aumento de tus pulsaciones, manos temblorosas, dolor en el pecho, dificultad para respirar o sensación de agobio, vacío o amenaza? El miedo a volar es habitual y común a muchas personas, siendo una de las fobias más repetidas.

Elimina el estrés y la ansiedad en 90 segundos

Aunque no puedas deshacerte del todo de este miedo, sí puedes combatirlo y reducir la ansiedad a través de una serie de técnicas, consejos y pautas previas al momento del vuelo. Recuerda que la respiración, especialmente la de tipo abdominal, lento y profundo procedente de la disciplina del yoga puede calmar tu mente y relajar tu cuerpo.

Cómo evitar (o reducir) el miedo a volar

  • Intenta viajar con un acompañante: Si es posible, sobre todo la primera vez que vueles, es aconsejable contar con compañía, que te proporcionará una sensación de seguridad, te brindará conversación, presencia física apoyo y una mayor fuente de distracciones a la hora de despejar tu mente. Puedes darle la mano para el despegue o el aterrizaje.
  • Ejercicios de respiración: Dentro de tu caja torácica reside un arma poderosa para pelear contra el estrés y la ansiedad. Cierra tus ojos y cuenta hacia atrás al sentarte en el avión, inhalando y exhalando a través de tus fosas nasales y realizando respiraciones profundas, lentas, silenciosas, equilibradas y completas que pasen por las clavículas, el corazón y lleguen hasta el abdomen. En este artículo encontrarás numerosas técnicas para relajarte y meditar, como el escaneo corporal, la visualización o la consciencia plena.
  • No consumas bebidas alcohólicas, cafeína ni teína: Estas sustancias te pondrán más nervioso, puede aumentar tus niveles de ansiedad e incrementar tu pulso. Especialmente si has tomado algún tranquilizante o ansiolítico -previamente recetado por tu médico de cabecera-, no debes beber alcohol. Eso sí, mantente hidratado bebiendo agua durante todo el vuelo.
  • Ejercicio ligero antes de embarcar: Los investigadores opinan que el ejercicio, responsable de la liberación de endorfinas, ofrece resultados duraderos para mantener la ansiedad del viaje a raya. Puedes optar por un trote ligero, un sprint o incluso una pequeña sesión de yoga antes del vuelo. La actividad relajará tus músculos y te producirá un efecto calmante.
  • Planifica adecuadamente el viaje: Es recomendable coger vuelos directos y en aviones del mayor tamaño posible. Los vuelos nocturnos también propiciarán que acumules mayor cansancio y logres dormir durante el vuelo. Por otra parte, los asientos más cercanos de las alas, lejos de la cola del avión o en la fila delantera son más estables y contribuirán a mejorar tu comodidad y relajación.

El conocimiento es poder. Por ello, en la red encontrarás numerosos recursos como la web Flying without fear, con una gran cantidad de contenido gratuito que incluye hasta el sonido del motor en el momento del despegue. Te ayudará a afrontar tu miedo a volar.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.