Salud

5 trucos para evitar la retención de líquidos, según la ciencia

Cómo evitar la retención de líquidos

Repasamos las diversas maneras de combatir la retención de líquidos en base a investigaciones médicas y evidencias científicas. La alimentación se trata de la gran vía para evitar este mal que provoca hinchazón y molestia.

La retención de líquidos o acumulación de los mismos en los tejidos del organismo puede obedecer a diversos factores, desde el calor a las fluctuaciones hormonales -por ejemplo, ligadas al período menstrual o al embarazo-, el consumo de drogas, la insuficiencia renal, los períodos de inactividad física, o cardíaca o problemas como el hipertiroidismo. Puede acontecer en el sistema circulatorio o dentro de los tejidos y las cavidades, causando hinchazón y molestia en partes del cuerpo como las las manos, los pies, los tobillos y las piernas.

7 alimentos buenos para vencer la depresión

En los casos en que los que la hinchazón es leve y no hay una afección de salud subyacente, es posible reducir la retención de líquidos con algunos trucos simples, muchos de ellos ligados a la alimentación, mediante la cual puedes modificar diversas afecciones, prevenir enfermedades y garantizar un óptimo bienestar tanto físico como psíquico. No te pierdas, pues, las siguientes recomendaciones.

5 consejos para evitar la retención de líquidos en tu cuerpo

  • Come con menos sal: El consejo más común por parte de médicos y nutricionistas es disminuir la ingesta de sodio. No es preciso eliminarla del todo, sino consumir una cantidad diaria, alrededor de 500 mg. Según la Asociación Americana del Corazón, el 75% de la sal que tomamos proviene de alimentos empaquetados, por lo que te recomendamos revisar el etiquetado de lo que compras y disminuir la ingesta de sal en la medida de lo posible.
    La sal está hecha de sodio y cloruro.
  • Incrementa la ingesta de magnesio: Se trata de un mineral muy importante e involucrado en más de 300 reacciones enzimáticas que mantienen el funcionamiento del cuerpo. Aumentar su consumo contribuye a la reducción de la retención de agua. Por ejemplo, un estudio halló que 200 mg de magnesio a diario reducen la retención de agua en mujeres con síntomas premenstruales. También te servirá para evitar problemas como el insomnio, la ansiedad, los ataques de pánico, el estrés o la depresión. Lo encontrarás en vegetales de hoja verde, moluscos, la leche y el queso, el caviar, la carne roja, la quinoa, las pipas de girasol, las semillas de calabaza o el higo chumbo. 
  • Consume más vitamina B6: Este grupo de vitaminas -también llamada piridoxina- es fundamental para la formación de glóbulos rojos y otras numerosas funciones. También se ha investigado y confirmado su capacidad para evitar la retención de líquidos vinculada al síndrome premenstrual. Los alimentos con mayor proporción de vitamina B6 son, en este orden, las sardinas, el salmón, la langosta y el bogavante, las nueces, las lentejas, el lenguado, las judías blancas, los garbanzos, el hígado, el plátano o el pollo. 
  • Come más alimentos ricos en potasio: Este mineral ayuda a enviar las señales eléctricas que mantienen el cuerpo en funcionamiento, beneficia la salud del corazón y evita la retención por dos vías distintas: disminuyendo los niveles de sodio y aumentando la producción de orina, tal y como confirman investigaciones como esta. Algunos de los alimentos más ricos en potasio son las patatas, el salmón, el plátano, las lentejas, las pasas, los champiñones, la col, las algas o el aguacate.
  • Evita los carbohidratos refinados: Su consumo conduce a picos rápidos en el azúcar en la sangre y a elevar los niveles de insulina -vinculados a la obesidad o a la diabetes-, que a su vez propician que tu cuerpo retenga más sodio al aumentar la reabsorción de este mineral en los riñones. Algunos ejemplos de este tipo de alimentos son los edulcorantes, los bollos, el pan blanco, las magdalenas, las patatas fritas y otros numerosos aperitivos. Si no eres capaz de eliminarlos de tu dieta o sustituirlos por los saludables carbohidratos complejos, al menos reduce su consumo. 

Cabe destacar que como diurético natural es recomendable consumir el diente de león, una hierba con larga trayectoria en la medicina popular y que entre numerosos beneficios potenciales, puede ayudarte a reducir la retención.

Fuente | Healthline

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.