Salud

Científicos avanzan en la misión de revertir el envejecimiento

Gracias a los avances científicos en el estudio sobre el envejecimiento puede que tengamos algo similar a un elixir de la eterna juventud en un futuro no tan lejano. Un grupo de investigadores han logrado revertir el envejecimiento en células humanas.

La comunidad científica lleva buscando un elixir de la juventud desde tiempos inmemorables, pero ahora parece que podrían estar un paso más cerca.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Exeter ha logrado revertir el envejecimiento de las células humanas. Esto no quiere decir que vayamos a ser inmortales o permanecer radiantes para siempre de aquí a unos pocos años, pero si se trata de un descubrimiento notorio en el estudio del envejecimiento.

Antes de nada, cabe aclarar en qué teoría se basan los científicos para explicar el proceso del envejecimiento contra el que quieren luchar. Cómo explican Lorna Harries y Matt Whiteman – los dos autores principales del estudio – en un artículo publicado en The Conversation, una de las razones por las que envejecemos podría ser una acumulación de células senescentes en los órganos y tejidos.

¿Qué son células senescentes? Básicamente se tratan de células dañadas que ya no funcionan correctamente, perjudicando al resto de células que las rodean. El motivo detrás de la senescencia aún se desconoce, pero los científicos encontraron esperanza en una teoría reciente: la causa es la incapacidad de nuestro cuerpo de apagar genes en el momento y lugar adecuado. Esto provoca que creen células con características incorrectas.

Apagar o encender estos genes depende del splicing alternativo y a medida que envejecemos nuestro cuerpo ya no genera una serie de 300 proteínas encargadas de este proceso. Por lo tanto, la solución está en generar esos factores que se encargan del splicing, de esta manera protegiendo los genes e impidiendo que aparezcan células senescentes.

EEUU aprueba el primer medicamento capaz de modificar tu ADN

Para ello, desde la Universidad de Exeter trataron células antiguas con un químico que suelta pequeñas cantidades de sulfuro de hidrógeno. Se trata de una sustancia generada de manera natural por nuestro cuerpo, pero en cantidades abundantes puede ser tóxico. No obstante, los científicos lograron meter la molécula directamente dentro de la mitocondria, evitando efectos secundarios dañinos y revirtiendo el envejecimiento de la célula tratada.

Esperamos que usando herramientas moleculares como esta podamos progresivamente quitar células senescentes en seres humanos vivos, que puede ayudarnos a luchar contra múltiples enfermedades relacionadas con el envejecimiento a la vez“, explicaron los científicos.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.