Salud

Bill Gates tuvo que explicarle a Trump la diferencia entre VPH y VIH

Bill Gates tuvo que explicarle a Trump la diferencia entre VPH y VIH

Recientes declaraciones de Bill Gates revelan los escasos conocimientos de Donald Trump en cuestiones sanitarias básicas. El presidente estadounidense desconoce, entre otras cosas, la diferencia entre VPH y VIH.

Prácticamente no hay semana en que polémicas, extrañas o controvertidas declaraciones de Donald Trump no salgan a la palestra mediática. El que hoy gobierna EE.UU desde la Casa Blanca suele caracterizarse por exhibir su racismo, xenofobia o misoginia en público y también a través de Twitter, su red social favorita, pero además, protagoniza noticias insólitas de toda clase: sus escasas horas de sueño, su dieta poco saludable basada en comida basura o su constante tensión con Corea del Norte han dado numerosos titulares.

Ahora, Bill Gates ha revelado que cuando el presidente quiso contratarlo como asesor científico de la Casa Blanca, declinó en parte la oferta debido a algunas de las perlas soltadas por el magnate. En ambas reuniones Trump hizo gala de su ignorancia, plasmada en una pregunta realizada a Gates: el presidente interrogó a Gates sobre si existe diferencia entre el VIH y el VPH, todo ello delante de una audiencia compuesta por empleados de la Fundación Bill y Melinda Gates.

Bill explicó que el VIH, o virus de la inmunodeficiencia humana, es el causante del sida, mientras que el VPH es el virus del papiloma humano, que afecta a los seres humanos y es causante de infecciones de transmisión sexual, pudiendo conducir a la aparición de cáncer de cuello uterino. La Fundación Bill & Melinda Gates ha donado importantes sumas de dinero para el tratamiento y la prevención del VIH, incluyendo 100 millones de dólares en 2002 y 140 en 2016.

En las dos reuniones con Trump, este preguntó si las vacunas no eran algo malo, ya que el presidente consideraba abrir una comisión para investigar sus efectos nocivos, algo que sorprendió al fundador de Microsoft, que le recomendó no hacer eso. Entre otros motivos, Bill Gates consideró que ser asesor científico de la Casa Blanca no merecía la pena al no constituir una buena inversión para su tiempo, tal y como afirmó a STAT News en una entrevista.

Fuente | Business Insider

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.