Salud

Arianna Huffington: “Las tecnológicas están pidiendo a sus empleados que desconecten de la tecnología”

TICbeat asiste a una presentación ante prensa internacional de Arianna Huffington, actualmente en una cruzada contra el estrés y las malas condiciones en el trabajo.

“En 2005 lancé el Huffington Post, un medio que ha cosechado un enorme éxito pero que me exigió muchísimo a nivel personal. De hecho, dos años después colapsé por falta de sueño y la sobrecarga de trabajo que tenía que afrontar a diario”. Así comienza su relato Arianna Huffington, exdirectora del medio que lleva su apellido y actual fundadora y consejera delegada de la startup Thrive Global, una startup dedicada a concienciar y asesorar a empresas sobre la necesidad de impulsar políticas de bienestar y conciliación en el entorno laboral.

En opinión de la emprendedora, con la que TICbeat ha estado en una mesa con prensa internacional en Orlando (EEUU), “cuando priorizas la salud consigues, de forma directa e irrefutable, un mayor rendimiento profesional y mejores resultados en el trabajo”. Huffington hace referencia a numerosos estudios que demuestran la importancia de dormir correctamente o de desconectar del correo corporativo para mantenernos en nuestros cabales.

“En su momento comencé este proyecto (Thrive Global) para ofrecer contenidos y movilizar a gente en torno a esta materia. Pero pronto me di cuenta de que quería hacer algo más que dar conferencias y escribir sobre esta problemática: necesitaba conseguir verdaderos cambios en la gente, afirma Arianna Huffington, antaño una de las mujeres más influyentes de Estados Unidos. “El objetivo es tomar decisiones ante de que el estrés se manifieste en su plenitud, provocando problemas que van desde el insomnio hasta la adicción al tabaco, pasando por cosas más graves como la diabetes”.

El Gobierno podría reconocer el derecho a desconectar del trabajo

Misión titánica pero justificada con el importante tesoro que aguarda tras esas horas de sueño reparador y buen ambiente de trabajo. “Hay numerosos estudios que demuestran cómo el 75% de los costes sanitarios se pueden prevenir y tienen que ver con los hábitos de vida”, asegura la visionaria emprendedora.

Las ideas en que Arianna Huffington materializa sus pretensiones son de lo más variadas y peregrinas: desde un rudimentario cargador de madera que imita a una cama para evitar que el móvil entre en el dormitorio hasta plataformas tecnológicas de última generación.

Trucos para ser más productivo sin dañar tu salud según Arianna Huffington

En este último sentido, Thrive Global está trabajando en paneles donde se puede monitorizar y hacer recomendaciones en tiempo real a los empleados sobre sus hábitos de vida y cómo mejorar su bienestar profesional. “Queremos convencerles a través de la ciencia y los datos más precisos sobre su situación. Para ello, estamos trabajando en ofrecerles contenidos personalizados (deporte, dieta, etc.) en base a sus gustos gracias al machine learning, adelanta Huffington. La germana SAP está detrás de esta, cuanto menos, curiosa innovación.

Asimismo, y en tanto que “lograr el engadgement de los usuarios es clave”, la empresa de la exeditora ha creado comunidades en que las distintas personas pueden compartir sus historias personalizadas con otros usuarios para motivarse entre ellos. Accenture es un ejemplo de cómo se ha implantado esta metodología de Thrive en el ecosistema TIC a escala mundial.

“Cada vez son más las compañías tecnológicas que recomiendan a sus empleados desconectar de la tecnología. Parece una paradoja, pero es el futuro”, concluye Arianna Huffington.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • Javier Marín

    Parece de buen calado esta filosofía. Veámosle las cosas buenas. Por ejemplo, aprender que la tecnología, bien empleada y en el tiempo conveniente, es útil para vivir igualmente bien. ¿Por qué matarse trabajando sin hacerlo de manera inteligente?