Salud

Apple y Google luchan por liderar la tecnología sanitaria

Google paga a Apple 1000 millones de dólares para manetener su buscador en el iphone
Escrito por Eduardo Álvarez

Las principales compañías tecnológicas trabajan para desarrollar antes que otras dispositivos o software especializados en la salud. Apple podría ser la primera en conseguirlo.

La medicina del futuro será totalmente distinta a la actual casi con total seguridad. Los dispositivos tecnológicos externos o integrados en el cuerpo del paciente tienen capacidad para cambiar diagnósticos y tratamientos. Por supuesto, es un negocio muy lucrativo que atrae a las principales compañías tecnológicas.

Apple es una de las que lidera la carrera, y es que podría estar cerca de conseguir integrar un glucómetro en el Apple Watch. De esta forma lograría medir la cantidad de glucosa en sangre con el reloj de forma no invasiva, es decir, sin perforar la piel del usuario. De conseguirlo, hablaríamos de una significativa mejora en la calidad de vida de los diabéticos.

No es el único proyecto que esta empresa tiene en cuestiones de salud. Ya se anunció en la anterior keynote de Apple la integración de CareKit en su red de servicios y aplicaciones. Además, constantemente se vanaglorian de los avances en cuanto a adaptabilidad de sus dispositivos para personas invidentes y con otro tipo de impedimentos físicos. De vez en cuando incluso se permiten comprar startups especializadas en el sector.

Sin embargo, Apple no está sola en la carrera por dominar el sector de la tecnología aplicada a la salud. Google tiene proyectos similares que podría dar sus frutos tarde o temprano. En concreto trabajan en medidores de glucosa inteligentes parecidos a los que la competencia investiga, además de otros servicios y apps que aún se desconocen.

Con estos trucos puedes mejorar tu salud sin despegarte del ordenador

Seguir la evolución de estos proyectos es misión casi imposible. En el caso de Google, toda una serie de filiales se integran en Alphabet, la matriz de todas ellas. A estas minicompañías dependientes del tronco central se suman inversiones en equipos de investigación independientes que dificultan el seguimiento de todo lo que Google busca y controla.

Al igual que ocurre con servicios como los bancarios, la sanidad debe prepararse para la revolución tecnológica que viene. Las Fintech ya agitan el miedo entre los principales bancos, mientras que Google, Apple y Amazon comienzan a sembrar la preocupación entre las farmaceúticas y otras empresas que tradicionalmente han acaparado el mercado sanitario.

Vía | CNBC

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez