Salud

Alphabet no consigue que sus lentillas que detectan la glucosa funcionen y abandona el proyecto

historia-google-lentillas-glucosa-google-lens

Google acaba son sus lentes para diabéticos debido a que existe una consistencia insuficiente en la correlación entre la glucosa en lágrimas y las concentraciones de glucosa en sangre para cumplir con los requisitos de un dispositivo médico.

En 2014 os contábamos cómo Google estaba trabajando en unas lentillas inteligentes que, por medio de unos sensores LED, podrían indicar cuándo el nivel de glucosa supera o desciende de los límites establecidos a través de las lágrimas. Una herramienta muy prometedora para las personas con diabetes, que tendrían monitorizado su estado en tiempo real y de forma no intrusiva, y que despertó el interés de toda la comunidad médica a escala global.

Ya en aquel momento, el gigante tecnológico alertaba de que todavía quedaba mucho trabajo por hacer hasta que esta tecnología pueda convertirse en un sistema que las personas puedan utilizar. Sin embargo, ese trabajo ha acabado por irse al traste cuatro años después después que de Alphabet no consiguiera que estas lentillas funcionaran como debieran.

Así lo ha anunciado esta semana Verily, la filial para ciencias de la salud del coloso tecnológico, en una entrada en su blog. En concreto, la empresa detalla que el proyecto más longevo de su historia ha sido suspendido porque no se han alcanzado los estándares de precisión necesarios para un dispositivo de calidad médica.

Por qué las lentillas son un mercado interesante para el ecommerce

Verily (escisión de la parte de investigación Google X) explica al respecto que existe una consistencia insuficiente en la correlación entre la glucosa en lágrimas y las concentraciones de glucosa en sangre para cumplir con los requisitos de un dispositivo médico.

Se desconoce la cantidad de dinero que se ha invertido en esta iniciativa fracasada, pero lo que sí sabemos es que esta crónica de un desastre anunciado no arrastra solo a Verily, sino también a su principal partner en el proyecto: Alcon, la filial de atención ocular del gigante farmacéutico Novartis. Alcon también ha emitido un comunicado para confirmar que se ha paralizado la investigación de forma conjunta, pero que ambas entidades seguirán colaborando en dos proyectos más de lentes inteligentes: uno para la presbicia y otro para mejorar la vista después de la cirugía de cataratas.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.