Salud

Alimentos que debes tomar cuando viajas para evitar problemas

Alimentos que debes tomar para estar sano y feliz mientras viajas

Te contamos qué alimentos debes tomar durante tus viajes para sentirte lleno de energía, mejorar tus digestiones, evitar problemas intestinales o evitar el jet lag.

Irte de viaje no tiene por qué ser sinónimo de descuidar tu buen estado de forma o comer mal. Por una parte, tendrás ocasión de probar platos e ingredientes totalmente nuevos y de disfrutar de las joyas gastronómicas más características de cada país aunque por otra, es bastante habitual experimentar problemas como el jet lag o notar cambios en tu tránsito intestinal debido a la cambio de rutina, alimentación y horarios. Viajar a un huso horario diferente implica que tu cuerpo precisa un tiempo para adaptarse a un nuevo reloj biológico, tanto en materia de sueño como a nivel nutritivo y de digestión.

Estos son los 10 alimentos que debes tomar para dormir bien

A continuación podrás encontrar a tu disposición algunos consejos fundamentales para evitar este tipo de problemas como la diarrea del viajero, la hinchazón de vientre, el estreñimiento, la fatiga o las digestiones pesadas. 

Alimentos imprescindibles durante los viajes

  • Para contrarrestar el estreñimiento: En este apartado lo fundamental es estar permanentemente hidratado y consumir la suficiente cantidad de agua al día, llevando siempre una botella de agua contigo. Además, debes limitar la sal, el alcohol y la cafeína, ya que poseen un efecto deshidratante, y consumir alimentos ricos en fibra como granos, avena, lentejas, frutas y hortalizas, entre otros.
  • Para prevenir la hinchazón: Suplementos antiinflamatorios como el jengibre disueltos en agua con limón, especias como la cúrcuma, la canela o la pimienta cayena, frutas como la papaya, la manzana verde. la piña o las fresas, hortalizas como el brócoli, la zanahoria, las berenjenas, las alcachofas, las espinacas, las cebollas, los espárragos o el puerro y grasas saludables procedentes del aguacate, el salmón, el aceite de oliva o las nueces son fundamentales para combatir la inflamación y la grasa en el vientre.  
    puerro.
  • Para minimizar el desfase horario y combatir la fatiga: Es importante ajustar tus horarios de alimentación, consumiendo cantidades más pequeñas para adaptarse al destino, ya que el los síntomas derivados del desfase horario son cansancio, sueño, debilidad, dificultad para la coordinación y disminución de la capacidad de concentración. Se recomienda consumir alimentos ricos en melatonina como carnes -especialmente pollo y pavo-, productos lácteos, cereales, semillas, nueves, cerezas, platanos y granadas, cenollas y tomates y jengibre.
  • Para impulsar tu energía: Se recomienda no consumir alcohol, beber infusiones y dormir lo suficiente. En cuanto a la dieta, los alimentos que proporcionan al organismo la energía para mantener su equilibrio son, sobre todo, los hidratos de carbono y las grasas saludables. Semillas como nueces, anacardos, almendras, avellanas, cacahuetes, castañas, verduras de hoja verde como las espinacas, acelgas, apios, berro, coles o rúcula, chocolate puro, aguacates, hidratos de absorción lenta como arroz, patatas o pasta, así como carne magra serán tus grandes aliadas.
  • Para calmar la diarrea del viajero: Tal y como recomiendan desde Medine Plus, la diarrea del viajero es la presencia de heces sueltas y acuosas y puede contraerse en lugares en donde el agua no es limpia o no hay una manipulación segura de los alimentos. Si la sufres debes evitar frutas, verduras y carnes crudas, no comer marisco y decantarte por alimentos calientes y bien preparados, recahzando el agua del grifo, consumiendo mucho líquido, optando por comidas pequeñas y bastante saladas. 
  • Para mejorar las digestiones: Si tienes malas digestiones apuesta por consumir frutos ácidos como las naranjas y las ciruelas pasas, los frutos secos, los cereales integrales, el aceite de oliva y los líquidos como el agua y los zumos, ya que estos mejorarán tu tránsito intestinal. Rechaza el tabaco, el café y las bebidas con gas, además de los alimentos grasos como los guisos, estofados y salsas. Tómate tu tiempo para comer en una posición adecuada y sin estrés, masticando en bocados pequeños. 

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.