Salud

7 alergias alimentarias raras o poco comunes

8 alergias alimentarias raras o poco comunes

Existen alergias alimentarias tan comunes que la ley exige que los fabricantes etiqueten los alimentos que los contienen. Sin embargo, en el mundo hay cerca de 160 otras alergias a otros alimentos menos habituales e igual de peligrosas para quienes las padecen.

La alergia alimentaria se trata de una reacción de hipersensibilidad a alimentos con una causa inmunológica comprobada, tras consumir un alimento concreto o bien uno de sus derivados o un aditivo contenido en el mismo. La reacción adversa también puede darse tras el contacto con la piel o por inhalación. Las alergias de esta clase pueden agravar otros problemas como el asma o el eccema.

Dan con un nuevo tratamiento para la alergia a los cacahuetes

Los alérgenos de los alimentos responsables de provocar las reacciones alérgicas son las proteínas o glicoproteínas, y más raramente, carbohidratos. En nuestro país opera la Ley de Información Alimentaria (Alérgenos), recogida en el Reglamento Europeo 1169/2011 y que establece que todas las empresas operadoras de colectividades tendrán que informar de los alérgenos que contengan sus platos. Además, existe un listado de los 14 alérgenos de los que todo hostelero deberá informar a partir del 13 de Diciembre de 2014.

El listado de los alérgenos de información obligada son cereales que contengan gluten, mariscos y productos que los contengan, huevos y productos a base de huevo, pescado y productos a base de pescado, soja y productos  a base de soja, cacahuetes y productos a base de cacahuetes, leche y sus derivados, frutos de cáscara, apio y productos derivados, mostaza y productos derivados, granos de sésamo y dióxido de azufre y sulfitos.

Sin embargo, en el mundo existen alergias alimentarias menos habituales pero con capacidad de provocar idénticas reacciones a las habituales. Las repasamos a continuación.

 

7 alergias alimentarias raras

  • Carne roja: Se han detectado más de 1.500 casos de alergia a la carne roja, como la de cerdo, ternera o cordero, solamente dentro de Estados Unidos. Esta alergia es debida al azúcar presente en mamíferos, el alfa-gal, y una manera de ingerir menos cantidad de esta molécula es calentando mucho la carne. La alergia en el país norteamericano también se ha relacionado con una picadura de una garrapata Lone Star. Además, según Food Allergy Research & Education (FARE), los síntomas pueden no aparecer hasta tres a seis horas después de come
  • Aguacate: Las personas que padecen esta alergia no tienen ocasión de disfrutar del delicioso guacamole ni de los múltiples beneficios del aguacate. La alergia a este fruto proviene de las proteínas de la familia PR-3, similares a las que se encuentran en el kiwi, la papaya, el tomate, la castaña y el plátano, pero también en el látex. Por ello, muchas personas que son alérgicas al latex lo son al aguacate y viceversa.
  • Lentejas: Todas las legumbres pueden provocar alergia, pero las lentejas se llevan la palma en lo referente al número de casos. Sus alérgenos son el Len c1 y el Len c2. Esta alergia abunda más en los países orientales y mediterráneos, que es donde existe un mayor consumo de la legumbre.
  • Ajo: El ajo tiene escasa toxicidad y lo más frecuente es que la alergia a los mismos sea cutánea, debido a la acción de las sustancias disulfuro de dialilo (DADS), alil propil disulfuro y alicina,  también presentes en la cebolla, el puerro o el cebollino. 
  • Melocotón: Un 33% de personas que presentan alergias alimentarias tienen alergia a determinados tipos de fruta. Dentro de esta alergia, que suele empezar en la adolescencia, se sabe que las frutas que más alergia producen (70%) son las de la familia de las rosáceas, en la que se incluyen pera, manzana, ciruela o fresa. Dentro de ellas el melocotón es la que más alergia produce por las proteínas que contiene.
  • Tomate: En el planeta existe una destacable cifra de alérgicos al tomate, con síntomas de boca hinchada, urticaria, vómito, diarrea, dificultad para respirar y erupciones en la piel. En la mayoría de los casos, la alergia también se produce cuando la piel entra en contacto con dicha fruta. Cabe destacar que apenas existen casos de personas que no puedan comerlo cocinado: muchos que tienen alergia a la pieza cruda pueden consumirlo en salsas y productos procesados
  • Canela: Las especias constituyen un pequeño 3% de las alergias alimentarias, y las que más casos protagonizan son la canela, debido a la alta sensibilidad a las proteínas que contiene, y la pimienta negra. En los casos más raros, la canela puede producir anafilaxia, una reacción alérgica grave y potencialmente fatal.

Fuente | Healthline

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.