Salud

7 beneficios de la mostaza que probablemente no conocías

7 beneficios de la mostaza que probablemente no conocías

Las semillas de mostaza son un potente alimento con propiedades beneficiosas para tu pelo, tu piel, tus pulmones, tu intestino o tus huesos. Repasamos los poco conocidos beneficios para la salud de este ingrediente.

La mostaza alude por lo general al pastoso condimento envasado de color amarillo y sabor picante que se elabora de las semillas de varias plantas del género Sinapis, familia de las crucíferas, donde tienen cabida las coles o los nabos. Sin embargo, la propia palabra también hace referencia a la pequeña semilla de mostaza, usada como especia y común en gastronomía como la alemana, la india o la francesa.

13 alimentos para mejorar la memoria y prevenir el deterioro cognitivo

Si no lo sabías, la mostaza cuenta con propiedades analgésicas, de fortalecimiento de numerosos tejidos y elementos de nuestro organismo, beneficiosas para el corazón o protectoras frente a enfermedades como el cáncer. A continuación destacamos hasta siete ventajas de incorporar regularmente las semillas de mostaza a tu dieta. 

7 ventajas saludables de consumir regularmente mostaza

  • Reduce los niveles de colesterol: La mostaza es una fuente potente de ácidos grasos omega-3 y omega-6 idóneos para tu salud cardiovascular, ya que reducen los niveles de triglicéridos hasta en un 30%, mientras que aumentan los niveles de HDL o colesterol bueno. Del mismo modo, tales ácidos grasos reducen la presión arterial en individuos hipertensos, previenen la formación de coágulos sanguíneos y placas en las arterias.
  • Previene el cáncer: La mostaza contiene una gran cantidad de fitoquímicos llamados glucosinolatos que combaten varios tipos de cáncer, como el cáncer de vejiga, el de cuello uterino y el de colon. Con la ayuda de las enzimas mirosinasas presentes en la mostaza, los glucosinolatos se descomponen para formar isotiocianatos, responsables de inhibir el desarrollo de la enfermedad mediante la neutralización de carcinógenos, eliminando sus efectos tóxicos y previniendo otras mutaciones en las células cancerosas.
  • Fortalece dientes, huesos y encías: La mostaza es rica en minerales como el calcio, magnesio, manganeso y fósforo fundamentales para fortalecer tus dientes y protegerlos de la erosión provocada por ácidos. Además, previene el sangrado de las encías y es esencial para tener huesos fuertes, previniendo el riesgo de desarrollar osteoporosis.
  • Mejora la digestión: Este producto aumenta la producción de saliva en la boca, donde comienza el primer paso de la digestión. Además, acelera el metabolismo y la digestión de los alimentos, previniendo el exceso de gases y la hinchazón. Además, las semillas de mostaza son una excelente fuente de fibra dietética que promueve los movimientos intestinales regulares.
  • Cuida el pelo y la piel: Las semillas de mostaza contienen vitamina A, vital para el crrecimiento del pelo, así como proteínas que fortalecen el cabello y previenen la aparición de puntas abiertas. En cuanto a la piel la vitamina C, el azufre -que mata bacterias y hongos- o la propia vitamina A muestran fantásticos resultados.
  • Tiene efectos analgésicos: El magnesio reduce el dolor menstrual o dismenorrea, además de espasmos musculares, reumatismo e incluso dolor más profundamente inervado, como el dolor de muelas. También proporciona alivio de enfermedades respiratorias gracias a sus cualidades expectorantes, descongestionantes y calefacientes que permiten expulsar flema y mucosidad de la gargante y de los pulmones, reduciendo también la fiebre. Por otra parte, las semillas de mostaza también son conocidas por ser útiles en la prevención de ataques de asma debido a la presencia de cobre, hierro, magnesio y selenio.
  • Ayuda a mantener el equilibrio de fluidos: La mostaza contiene potasio, un mineral que actúa como un electrolito para mantener el corazón, el cerebro, los riñones y otros sistemas orgánicos funcionando en buenas condiciones. Los electrolitos ayudan a transmitir señales eléctricas en todo el cuerpo y mejoran los reflejos nerviosos. Por otro lado, la deficiencia de potasio conduce a resultados negativos como debilidad muscular, fatiga, dolores de cabeza y arritmias cardíacas.

 

Fuente | Natural Food Series

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.