Salud

6 consejos para comer sano en la oficina

6 consejos para comer sano en la oficina

Comer sano en la oficina es más difícil de lo que parece si tenemos en cuenta el trajín de la vida moderna, las prisas o la tentación de la comida rápida. Te proporcionamos claves para cuidar mejor tu alimentación en tu espacio de trabajo.

¿Sueles llevar un tupper saludable a la oficina o al espacio de coworking en el que trabajas? ¿Planificas tu menú semanal en consonancia con la pirámide nutricional y atendiendo a las necesidades de tu organismo?

7 ensaladas saludables y deliciosas para preparar este verano

Aunque sea complicado ser constante con una buena alimentación en tu espacio laboral, es importante tener a mano recursos y claves para evitar las tentaciones y organizar una buena planificación de los platos que te llevarás a la boca durante la semana.

La modelo Roz Purcell, que se encuentra escribiendo su segundo libro de cocina hace hincapié en la fuerza para comer sano y proporciona las siguientes claves que te resultarán de gran utilidad para contentar a tu paladar y brindarle a tu cuerpo el aporte nutritivo que necesita.

Miniguía para comer más sano en la oficina

  • Nunca perdones el desayuno: Como dice la autora a través de las siglas en inglés BYOB (Bring Your Own Breakfast), debes recordar la importancia del desayuno para recargarte de energía para toda la mañana y también para defenderte de los picos de estrés, especialmente si incorporas alimentos como la leche, el té, las frutas cítricas, el aguacate, el chocolate negro o la avena.
  • No comas en tu escritorio: Masticar despacio, sentir la luz del sol y estirar las piernas antes de sentarte a comer son pautas básicas que debes tener en cuenta. Si hace buen tiempo, puedes comer en un espacio verde o de lo contrario, utilizar una estancia destinada a ello. Es fundamental que desconectes de las preocupaciones, no comas a toda prisa y separes la comida del ambiente de trabajo. 
  • Dedica tiempo a la preparación de un menú sano: Aunque te pueda dar pereza o resultar tedioso, debes destinar tiempo durante la noche anterior o bien aprovechando el fin de semana para innovar y preparar platos nutritivos destinados al tupper de la oficina. Si no dispones de mucho tiempo, prepara racioe¡nes dobles o triples o comida que puedas congelar. Puedes encontrar numerosos blogs, canales de Youtube y aplicaciones de cocina que te echen un cable con buenas ideas.

¡Comensales a la mesa! Las 7 mejores apps para cocinar en casa

  • No olvides permanecer hidratado: El típico letargo de las 4 de la tarde obedece muchas veces a un bajo índice de agua en nuestro cuerpo. En ocasiones, el estrés, la prisa o el olvido pueden conducirte a no ingerir los suficientes líquidos, por lo que ten a mano en tu escritorio o cubículo agua fresca y zumos naturales para favorecer la adecuada hidratación que necesitas.
  • Aprende a decir que no: Es probable que tengas compañeros acostumbrados a echar mano de Just Eat, pedir una pizza o bajar al kebab de la esquina, por lo que deberás ser perseverante y aprender a declinar estas ofertas a excepción de días puntuales en los que te apetezca un tentempié o comer de tapas.
  • Tentempiés sanos entre horas: Rechaza los snacks prefabricados o la bollería industrial como aperitivos, ya que tienes en tu mano otras alternativas mucho más saludables como un yogur o una pieza de fruta. 

Fuente | Independent

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.