Salud

4 respuestas sobre la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo

Escrito por Marcos Merino

¿Cómo llegó a España? ¿Desde cuándo sabemos de su presencia en nuestro país? ¿Cómo nos infecta? ¿Cuáles son sus síntomas?

Tras la confirmación por las autoridades madrileñas de dos casos de fiebre hemorrágica de Crimea-Congo –un varón de 62 años, ya fallecido , y una de las enfermeras que lo atendió–, mucha gente se hace preguntas sobre esta poco conocida enfermedad:

¿Cómo ha llegado a nuestro país?

Se cree que la FHCC podría haber llegado a la Península Ibérica a través de garrapatas que viajarían a lomo de aves migratorias de origen africano. Los animales se infectan por la picadura de estas garrapatas y el virus permanece en el torrente circulatorio durante aproximadamente una semana tras la infección, de modo que, cuando otra garrapata pica al animal, se perpetúa el ciclo garrapata-animal-garrapata.

¿Desde cuándo sabíamos que el virus tenía presencia en España?

Un estudio publicado en 2012 por investigadores españoles ya alertaba de la presencia del virus FHCC en nuestro país desde dos años antes, habiéndose hallado en ciervos de fincas de caza extremeñas. Esos mismos investigadores solicitaron, en un estudio posterior, el establecimiento de un sistema de vigilancia “por la casi segura emergencia de esta infección en la Península Ibérica”.

En diciembre de 2014, Antonio Tenorio (fundador del laboratorio responsable de analizar las muestras de ébola españolas) declaró lo siguiente en el diario El País: “Que no se estudie el virus de la fiebre hemorrágica Crimea-Congo es una falta de responsabilidad por parte del Gobierno”.

¿Cómo pueden infectarse los humanos?

El virus de la FHCC se transmite a las personas ya sea por la picadura de garrapatas o por contacto con la sangre o tejidos de animales infectados durante o inmediatamente después de la matanza. La mayoría de los casos se han dado en personas relacionadas con la industria ganadera. Además puede haber transmisión entre seres humanos en casos de contacto estrecho con fluidos corporales de personas infectadas.

Aunque se ha desarrollado una vacuna inactivada derivada de cerebro de ratón contra la FHCC, actualmente no hay ninguna vacuna para humanos segura y eficaz ampliamente disponible.

¿Cuándo y cómo se manifiesta la enfermedad?

La duración del periodo de incubación depende del modo de contagio: tras la picadura de garrapata, la fase de incubación es generalmente de 1-3 días (con un máximo de 9); pero si la infección se da por contacto con sangre o tejidos infectados, la incubación es de cinco o seis días (con un máximo 13).

Los síntomas comienzan de forma súbita, en forma de fiebre, mialgia (dolor muscular), mareo, dolor y rigidez de cuello, lumbago, cefalea, irritación de los ojos y fotofobia (hipersensibilidad a la luz). Puede haber náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal y dolor de garganta al principio, seguidos de bruscos cambios de humor y confusión.

Al cabo de dos a cuatro días, la agitación puede dar paso a somnolencia, depresión y debilidad, y puede aparecer dolor abdominal en el cuadrante superior derecho, con hepatomegalia (aumento del tamaño del hígado) detectable.

La tasa de mortalidad asociada es de aproximadamente un 30%, y la muerte sobreviene durante la segunda semana. Entre los pacientes que se recuperan, la mejoría comienza generalmente al noveno o décimo día tras la aparición de la enfermedad.

Vía | Agencia SINC

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.

  • Javier sanchez

    y aque esperan para fumigar y acabar con esos bichos