Salud

3 mitos modernos sobre el cáncer que son totalmente falsos

sintomas-cancer-colon
Escrito por Redacción TICbeat

Los aparatos tecnológicos como principales causantes de cáncer, así como los productos químicos o los alimentos orgánicos como fuente de curación, son algunos de los mitos sobre el cáncer que se han extendido entre la sociedad y que hoy desmentimos en Ticbeat.

Aunque alguna vez hayas pensado que el cáncer es una enfermedad que antes no existía y que se debe a los nuevos hábitos y estilos de vida de los seres humanos, lo cierto es que hace ya millones de años que existe.

En 2016 se descubrió un dedo del pie de hace 1,7 millones de años con cáncer de huesos en Sudáfrica, por tanto no es una enfermedad que haya nacido con la tecnología como algunos falsos mitos afirman, o con los nuevos estilos de vida de los humanos, ni es una enfermedad que provoquemos nosotros mismos.

No es una enfermedad moderna, sino que antes no se podía saber con certeza si una persona moría de cáncer o de otra enfermedad, y actualmente sí. Por eso a continuación desmentimos los tres falsos mitos más extendidos sobre esta enfermedad entre la gente:

1. Los telefónos móviles y el wifi causan cáncer

Pensar que el cáncer está relacionado con los smartphones es una idea bastante extendida desde que estos se empezaron a comercializar.

En Estados Unidos, muy pocas personas utilizaban un teléfono móvil en el año 1992, sin embargo, en el año 2008 en pleno auge del teléfono móvil las cifras de personas con un tumor cerebral no cambiaron respecto a los años previos a los móviles.

La Organización Mundial de la Salud realizó un estudio al que llamó ‘Interphone’, en el que se estudiaron a miles de personas entre el año 2000 y el 2006 de un total de 13 países, y el estudio reveló que el uso de los móviles no aumentaba las posibilidades de contraer un tumor cerebral.

Se han realizado numerosos estudios sobre este tema concreto con vistas a determinar si realmente afectaba en alguna medida, y después de la revisión de numerosas investigaciones se concluyó que “en general, la evidencia existente de una relación causal entre la radiofrecuencia de los teléfonos celulares y el cáncer es débil o inexistente”, según informa The Guardian.

7 de los mitos más extendidos sobre la salud, forma física y bienestar

Es decir, los teléfonos móviles en comparación con la radiación ionizante (ya sean rayos X o la radioterapia), llevan una pequeña cantidad de energía que según los estudios no afecta a nuestras células. Y si los móviles proyectan poca energía, el wifi aún menos que estos.

Es cierto que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer enumera los teléfonos móviles como ‘posibles carcinógenos’, pero esta clasificación significa que puede haber un vínculo hipotético que no puede descartarse de ninguna manera, pero no se habla en ningún momento de una probabilidad real de que cause cáncer.

2. La agricultura ecológica cura el cáncer

El segundo de los mitos tiene que ver con la alimentación saludable y sus poderes curativos.

Muchos bloggers e influencers en las redes sociales explican a sus seguidores que los alimentos orgánicos son ‘anticancerígenos’. Para desmentir este mito, hacemos referencia a las palabras de una de las principales autoridades mundiales sobre dieta y cáncer, Michelle McCully, directora de interpretación de investigación del Fondo Mundial de Investigación del Cáncer: Actualmente no hay pruebas sólidas que respalden la idea de que los alimentos orgánicos ofrecen una protección adicional contra el cáncer en comparación a los productos cultivados convencionalmente “.

Otro organismo que se ha pronunciado sobre este mito extendido erróneamente es The Soil Association, el organismo de certificación orgánica del Reino Unido: “Cualquier afirmación sobre orgánicos y cáncer no está respaldada por una fuerte evidencia científica. Sin embargo, otros beneficios para la agricultura orgánica son reales, incluido un mejor bienestar animal y una agricultura más sostenible medioambientalmente (hay en promedio, un 50% más de vida silvestre en granjas orgánicas ) y un uso reducido de antibióticos en animales y pesticidas en las plantas.”

3. Los productos químicos y la contaminación son los principales causantes del cáncer

Los productos químicos están siendo tachados de nocivos erróneamente, ya que actualmente al escuchar la palabra ‘químico’ saltan las alarmas de productos dañinos para nuestra salud. Pero el aire que respiramos es un producto químico, así como otras muchas sustancias que no son perjudiciales para nuestro cuerpo. La Unión Europea regula los niveles químicos industriales que son dañinos para nuestra salud, y existe un riesgo de cáncer de pulmón a raíz de la contaminación del aire, pero el riesgo es mínimo ante tal exposición.

Para desmentir este mito, las palabras de Katie Edmunds de Cancer Research UK son muy adecuadas: “En la era de las noticias falsas, hay muchos mitos relacionados con el cáncer de los que las personas no tienen que preocuparse, como usar botellas de plástico o desodorante. Sabemos que la contaminación del aire puede aumentar el riesgo de cáncer de pulmón y es importante que el gobierno haga todo lo posible para hacer frente a esto. Pero, en términos de cosas que la gente puede hacer por sí misma, el mejor consejo es dejar de fumar, mantener un peso saludable y disfrutar del sol de forma segura.”

La verdad sobre los mitos

El cáncer se ha convertido en una enfermedad más común en los últimos años, porque al ser una enfermedad que se desarrolla mayoritariamente en la vejez, es entendible que como hoy en día vivimos mucho más tiempo, el principal motivo no sea externo si no la simple degeneración que sufre el cuerpo humano al envejecer.

Aunque desmentimos estos falsos mitos, es cierto que un estilo saludable de vida puede ayudar a reducir nuestras posibilidades de contraer cáncer. Las recomendaciones de prevención del cáncer del Fondo Mundial de Investigación del Cáncer, que se basan en décadas de pruebas sólidas demostradas a raíz de investigaciones, nos hablan de un estilo de vida saludable que, junto con no fumar y evitar el exceso de exposición al sol, representan un plan para reducir el riesgo de cáncer en gran medida.

La obesidad es uno de los principales causantes de esta enfermedad, y muchas veces pasa desapercibida en segundo plano, como afirma Emma Shields de Cancer Research UK: “Tener sobrepeso u obesidad es la segunda causa de cáncer prevenible en el Reino Unido. Cada año, alrededor de 22,800 casos de cáncer son causados ​​por el sobrepeso u obesidad. A pesar de esto, solo el 15% de las personas conoce el vínculo.”

Al sobrepeso se le suma la falta de ejercicio físico que se ha acomodado en las vidas sedentarias de una gran parte de la población, y el consumo de alcohol como otros dos factores de riesgo. Por tanto el mejor remedio es tener una vida sana, e intentar reducir estos factores de riesgo de nuestra rutina, ya sea con una dieta saludable o si es necesario consultando a un especialista para mejorar nuestra calidad de vida a través de hábitos saludables.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.