Salud

9 alimentos malos para tu corazón, según la ciencia

13 alimentos malos para tu corazón, según la ciencia

Repasamos cuáles son los peores alimentos para tu corazón según científicos, investigaciones y expertos cardiólogos. De este modo, podrás eliminarlos de tu dieta o reducir su consumo para mejorar tu salud.

Tu corazón es un órgano que merece toda serie de cuidados para prolongar tu esperanza de vida y mejorar la calidad de la misma. Además de hacer ejercicio de forma regular, descansar las horas adecuadas y evitar hábitos tóxicos como el tabaquismo, la alimentación es el gran pilar fundamental que te ayudará a cuidar tu salud cardiovascular, estabilizar la presión sanguínea y prevenir la aparición de problemas de corazón.

¿Qué le ocurre a tu cuerpo cuando empiezas a hacer ejercicio habitualmente?

Al igual que existen alimentos muy positivos como los vegetales de hoja verde, los tomates, las nueces y otros frutos secos o el aceite de oliva, otros ingredientes y platos no son recomendables y si se consumen, debe ser de forma puntual o espaciada en el tiempo. En el siguiente listado podrás encontrar hasta 13 alimentos que no le sientan bien a tu corazón y que deberían tener una escasa presencia en tu dieta.

Carnes procesadas

9 alimentos malos para tu corazón, según la ciencia

El tocino, el jamón, los perritos calientes y las salchichas se consumen con más asiduidad de lo que es positivo para el organismo. La cardióloga y profesora Jennifer Haytheen Columbia Presbyterian subraya que tienen un alto nivel de grasas saturadas, además de un elevado contenido en sal. La insuficiencia cardíaca y el cáncer guardan un estrecho vínculo con estos productos. Recuerda que la carne procesada alude a aquella que ha sido salada, curada, fermentada o ahumada para mejorar su vida útil. En grandes cantidades, los químicos y el sodio presentes en ellas pueden causar estragos en tu corazón.

Carne roja

9 alimentos malos para tu corazón, según la ciencia

No se trata de eliminarla por completo de la dieta, ya que también presenta aspectos positivos. Sin embargo, esa chuleta que tanto te gusta saborear es, además de uno de los principales motores del cambio climático, un volcán de grasas saturadas, colesterol y sal. De hecho, la ciencia vincula su consumo a un mayor riesgo de padecer varios tipos de cáncer. Los expertos recomiendan no comerla más de un par de veces al mes y evitar las salsas que a menudo se sirven de acompañamiento.

Patatas fritas

Alimentos malos para tu corazón

Tanto las patatas fritas como otros aperitivos comunes como las palomitas industriales presentan un elevado índice de grasas trans, sodio y carbohidratos simples. Especialmente preocupante es su elevada cantidad de sal:un estudio publicado en el New England Journal of Medicine encontró que el 99.2% de las personas consume más de 2.000 miligramos de sodio por día, mientras que lo recomendable es que sean 1.500 miligramos por día como máximo. No quiere decir que renuncies plenamente a ellas, sino que busques alternativas caseras y más saludables para tu sistema cardiovascular.

Pizza

9 alimentos malos para tu corazón, según la ciencia

Una pizza artesana preparada en casa o degustada en un restaurante italiano es mucho más saludable, pero sin duda, la alternativa industrial que todos conocemos abunda en queso procesado, sal, grasas y carnes procesadas como el bacon o el jamón. Lo mejor es como decimos, abogar por su preparación casera y por incluir ingredientes preferentemente vegetales y más sanos y ligeros, como los champiñones, la cebolla, el pimiento, las alcaparras o el aceite de oliva.

Refrescos carbonatados

9 alimentos malos para tu corazón, según la ciencia

Según la American Heart Association (AHA), casi el 70 por ciento de los adultos estadounidenses tienen sobrepeso u obesidad, un factor que expone a la persona a un mayor riesgo de problemas de salud como enfermedades del corazón, derrames cerebrales, presión arterial alta, diabetes y mucho más. Regula, modera y reduce -o si puedes, elimina por completo- el consumo de refrescos carbonatados y bebidas azucaradas. Solamente una lata de Coca Cola equivale a ocho cucharadas de azúcar, una cifra sin duda terrorífica.

Sal de mesa

Los mejores alimentos para el corazón

Aunque tus papilas gustativas sean adictas a la sal, recuerda que su presencia en la dieta puede generar problemas con la presión arterial y mayores probabilidades de sufrir un infarto de miocardio. Es interesante limitar la ingesta de sal y emplear otra clase de saborizantes como las especias: el comino, el curry, el ajo, el romero, la canela o la pimienta enriquecerán tus platos y te aportarán múltiples propiedades.

Cereales azucarados

Los peores alimentos para tu corazón

Un estudio de 2014 publicado en JAMA Internal Medicine reveló que las personas que consumían entre el 17 y el 21% de las calorías del azúcar agregado tenían un 38% más de riesgo de morir de enfermedades cardiovasculares que aquellos que consumían el 8% de sus calorías del azúcar agregado. Los cereales azucarados aumentan los triglicéridos y el colesterol, por lo que deberías sustituirlos por avena. 

Pan blanco

Los peores alimentos para el corazón

El pan blanco, así como la pasta blanca, son mejores consumidos en su versión integral, con el fin de minimizar la cantidad de almidones blancos que se convierten en azúcar. Por el contrario, la versión integral es más saludable para tu corazón, propicia una digestión más lenta, mayor sensación de saciedad y destaca por un elevado contenido en fibra, cuya presencia es positiva para mejorar tus digestiones y regular tu tránsito intestinal.

Bebidas energéticas

Los peores alimentos para el corazón

La mayoría de las bebidas energéticas afirman que son una forma saludable de aumentar la energía. Sin embargo, cuentan con ingredientes como la taurina y altas dosis de cafeína que en conjunto, pueden desencadenar arritmias, taquicardias y otros problemas para tu corazón. Prueba con alternativas energizantes naturales como el aguacate o los frutos secos y sobre todo, no intentes suplir la falta de sueño con este tipo de bebidas, que también destacan por una elevada dosis de azúcar.

Fuente | Reader´s Digest

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.