Salud

11 hábitos que te impiden perder peso y adelgazar, según la ciencia

errores-perder-peso
Escrito por Martín Castro

¿No consigues perder esos kilos de más aunque estés a dieta y quieres comenzar cuanto antes la operaciónbikini? Te mostramos 11 hábitos que te impiden perder peso y adelgazar basados en la ciencia.

Si haces dieta y no consigues adelgazar o, simplemente, no paras de ganar kilos de más a pesar de que hayas hecho todo lo posible por evitarlo…algo falla.

Y es que es posible que el problema no esté en tu metabolismo y se encuentre en una serie de hábitos que te impiden perder peso.

Qué beber antes de dormir si quieres perder peso, según la ciencia

Lo peor ocurre cuando están tan arraigados en tu día a día que ni siquiera notas que están suponiendo un freno a tu planificación.

Por eso, hoy te mostramos una serie de errores que puedes cometer a la hora de adelgazar, avalados por la ciencia.

1. Saltarse el desayuno

Una doctora de Harvard recomienda este desayuno de 3 ingredientes

El desayuno pone en marcha nuestro metabolismo. Si te lo saltas, tu organismo retendrá la grasa para proveernos de reservas hasta la siguiente comida. Además, comer alimentos ricos en proteínas durante este momento del día evitará que tengas antojos después.

2. Eliminas la grasa, pero no el azúcar

8 falsos mitos sobre el azúcar que deberías desterrar

A lo largo de los años la grasa ha sido acusada de todo tipo de males, perol os verdaderos culpables de la epidemia de obesidad y enfermedades cardiovasculares son el azúcar y las grasas saturadas.

Por eso debes suprimir las dos, pero no toda la grasa. Este nutriente te ayuda a mantenerte lleno y por lo tanto evita que piques entre horas. La grasa es buena en su justa medida siempre que no sea saturada -patatas fritas o dulces- mientras que el azúcar añadido debe ser evitado al 100%. En definitiva, uno de los mayores errores que te impiden perder peso.

3. Dieta, dieta y más dieta

La dieta DASH disminuye el riesgo de depresión, según este estudio

Además de una dieta sana y equilibrada es esencial que hagas ejercicio. Si no, estás perdido.

4. No bebes suficiente agua

El agua embotellada que bebes está repleta de nanopartículas de plástico

Si estás pensando en perder peso, te recomendamos beber un vaso de agua antes de las comidas. Esto te ayudará a acelerar el metabolismo y a evitar la sensación de saciedad.

5. No duermes bien

Perder horas de sueño puede matarte (literalmente)

Se ha demostrado a través de varios estudios científicos que dormir mal puede hacerte engordar. Así que si quieres perder peso es esencial que descanses bien por las noches.

6. ¿Sufres estrés o depresión?

Así reacciona tu cuerpo al estrés (a medio y largo plazo)

Si anímicamente no estás bien, tu cuerpo se va a “proteger“. Y una manera es “cubrirse” con una capa de grasa formando una barrera al mundo que le agrede.

7. Eliminar cualquier carbohidrato

cuando comer carbohidratos

Uno de los errores que nos impiden adelgazar tiene que ver con los carbohidratos. Y es que nunca ser excluidos al 100% de una dieta sana y equilibrada. Es cierto que si los comes en exceso harán que aumentes de peso, pero si se administran bien tendrás una salud de hierro y perderás esos kilos de más. Por ello, te recomendamos ingerirlos en el desayuno o el almuerzo.

8. Abusar de “alimentos saludables”

Cómo saber si un aguacate está maduro y listo para comer

Cualquier tipo de alimento en exceso puede conducir al aumento de peso, la obesidad e incluso deficiencias de nutrientes.

9. Zumos

zumo

Al exprimir la pieza de fruta estás desperdiciando toda la fibra y quedándote con el azúcar en estado líquido. Es uno de los hábitos que impiden perder peso más frecuentes en todo el planeta.

10. Salsas

salsas

Prácticamente todas las salsas son ricas en calorías, salsas y azúcares, así que te recomendamos eliminarlas de tu dieta cuanto antes.

11. Bebidas Zero o con gas

La OMS quiere poner un impuesto a los refrescos para salvar vidas y frenar la obesidad

Si bien es cierto que la cantidad de calorías de las bebidas Zero es poca, no quiere decir que no influyan en tu peso. Los edulcorantes que contienen producen un efecto parecido al del azúcar en tu organismo, activan la insulina, lo que provoca hipoglucemia y a su vez, una mayor tendencia a acumular las calorías sobrantes de la dieta en forma de grasa abdominal y un mayor apetito.

Sobre el autor de este artículo

Martín Castro

Amante del deporte y la tecnología a partes iguales. ¡Más ON que OFF!

1 Comentario

  • El verdadero cambio de hábitos es dejar de comer con la cabeza y empezar a comer con el estómago, aprendiendo a sentir cuando realmente se tiene hambre física, y dejando de comer por las emociones como la ansiedad o el estrés.