Salud

10 sencillas claves para perder peso de forma saludable

10 sencillas claves para perder peso de forma saludable

La mayor parte de nosotros sabemos que siguiendo una dieta equilibrada y practicando deporte de forma regular podremos situarnos en nuestro peso ideal. Sin embargo, hoy vamos más allá y recopilamos diez claves para adelgazar de forma saludable.

Si padeces un exceso de sobrepeso o quieres comenzar a poner en práctica una rutina de vida más saludable, necesitas buena organización, fuentes fiables de información -antes de empezar una dieta estricta lo recomendable es que acudas a tu médico de cabecera para solicitar asesoramiento- y también, una buena dosis de fuerza de voluntad y disciplina para completar el proceso con éxito.

Mitos sobre el desayuno, la comida y la cena que deberías dejar de creer

A continuación, podrás leer una decena de sencillos consejos para adelgazar de forma saludable a largo plazo y sin exponer a tu organismo a peligros innecesarios.

10 claves para adelgazar de forma sana

  • Bebe más agua: Especialmente si tienes problemas de retención de líquidos, es importante que aumentes la cantidad de agua que bebes cada día. Este líquido está involucrado en numerosos procesos metabólicos, y su ausencia o bajo consumo enlentece tu metabolismo. Un estudio realizado en 2009 por el Departamento de Nutrición Humana, Alimentos y Deporte en Virginia confirmó que el vínculo entre el consumo de agua y la ayuda para perder peso en adultos de edad media y avanzada que practican dietas hipocalóricas.
  • Prepara las comidas con antelación y cocina: La preparación de alimentos contribuye a reducir su ingesta, evitando los males de picar entre horas y huyendo del superávit de calorías, grasas y azúcares que contienen la mayor parte de snacks industriales. Si tienes hambre a media mañana o a media tarde, opta por aperitivos saludables como fruta, frutos secos o yogur.
  • Bebe infusiones como el té verde: Esta bebida tiene capacidad para aumentar el metabolismo y la oxidación de las grasas de grasas debido a los polifenoles de catequina.
  • Especia tus comidas: Por ejemplo, un estudio de 2010 elaborado por la Sociedad Americana de Química, revela que la capsaicina – que se encuentra en chiles – puede causar pérdida de peso y luchar contra la acumulación de grasa. Además, especiando las comidas las haces más sabrosas y disfrutas a la par de todos sus beneficios medicinales.
  • Mastica despacio y saborea cada bocado: Aplicando el mindfulness al terreno de la alimentación, es fundamental enfocar tu mente, concentrarte en el momento de la comida y tener plena consciencia sobre los sabores, olores y texturas de cada plato, garantizando al masticar despacio y en bocados pequeños una mejor digestión, evitando la aparición de gases y molestias intestinales. No comas de pie ni trabajando o realizando otras tareas.
  • Añade más actividad a tu rutina diaria: Además de salir a correr, nadar o practicar yoga, puedes incorporar rutinas como bajar por las escaleras en vez de por el ascensor u optar por ir al trabajo andando o en bici en lugar de en otro medio de transporte. Además, levantar pesas y realizar otros ejercicios de resistencia evitarán que pierdas tu masa muscular y acelerarán su metabolismo rápidamente.
  • Utiliza platos y cuencos más pequeños: Esta es una manera psicológica de poder llenar el recipiente y controlar mejor las porciones.
  • Mantén un diario de comida con tus hábitos de vida: De esta manera, puedes llevar a cabo una dieta más consciente y corregir los malos hábitos, como las cenas demasiado copiosas o el consumo de alcohol o bebidas carbonatadas. 
  • Apuesta por el pan y la pasta integrales: Los carbohidratos refinados incluyen pan blanco y pasta, que pueden causar un aumento de la presión arterial, mientras que los productos integrales destacan por ser ricos en fibra.
  • Cuida tus horas de sueño: Dormir ocho horas diarias cada noche es tan importante como tu régimen de dieta y ejercicio cuando se trata de perder peso. En un estudio realizado por la Universidad de Leeds, 1615 adultos informaron de cuánto tiempo durmieron y mantuvieron registros de su ingesta de alimentos. Aquellos que durmieron seis horas o menos una noche tenían cinturas promedio de 1,1 pulgadas (3 cm) más grandes que aquellos que dormían nueve horas.

Vía | The Telegraph

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.

  • Sandako

    NEFASTO!! creí que iva a leer algo importante o que no sabia… por que nos cuentaslo que hasta un niño pequeño sabe! Que perdida de tiempo.
    Nada nuevo. Falta de argumentos.

    • Hola Sandako, que ya lo sepas no significa que no pueda ser de utilidad para otras personas, no todos tenemos tantos conocimientos en esta materia como pareces tener tú. Saludos.

      • Juan Pablo

        Totalmente cierto Iván.

  • Pequeña

    Esta informacion es importante , auqnue halla gente que la tome como mediocre , talvez tu sandako podrias decirnos cosas mas importantes comparte con nosotros tus conocimientos ya que al paracer eres un experto en la materia …