Salud

10 mandamientos para sobrevivir al estrés estas Navidades

10 mandamientos para sobrevivir al estrés estas Navidades

Sufrir estrés en las vacaciones de Navidad es más común de lo que crees. Para que la ansiedad no frustre tus planes invernales ni te reste espíritu navideño, tenemos un buen puñado de consejos para ti.

Una encuesta reciente mostró la magnitud que alcanza el estrés en las fiestas de Navidad: el 65 por ciento de la generación X, el 62 por ciento de los baby boomers y el 61 por ciento de los millennials reconocieron que se habían sentido estresados durante sus vacaciones de invierno.

La ciencia te recomienda lavar los platos para reducir el estrés

Algunas de las causas que vinculan vacaciones navideñas con estrés y ansiedad son las compras, los diversos compromisos sociales, el gasto excesivo (y muchas veces inasumible), el cansancio o los cambios de horario y alimentación.

La Navidad se rodea así de culpabilidad por el consumismo, falta de sueño, empachos, ausencia de ejercicio físico, reencuentros, exceso de alcohol o pocos momentos para estar contigo mismo. Te aportamos algunos consejos para remediar este problema, antes, durante y después de las vacaciones navideñas.

Hábitos para acabar con el estrés en Navidad

  • Duerme bien: Apuesta por preservar la calidad del sueño y dormir ocho horas diarias. Esto no quiere decir que no hagas excepciones en fechas señaladas como Nochebuena, Reyes o Fin de Año, sino que cuides tu rutina de sueño e intentes estar descansado para no agudizar la sensación de estrés .
  • Optimiza tu tiempo: Es importante tener a mano un calendario de las actividades pendientes con el fin de gestionar tu tiempo y tu descanso. Duerme la siesta si estás cansado, escucha a tu cuerpo y espacia las salidas nocturnas o las comidas copiosas. Si te agobian las zonas demasiado llenas de gente como los centros comerciales, los restaurantes o las cabalgatas, date un respiro y dedica un rato a salir al aire libre por tu cuenta.
  • Cuidado con la comida: Come lo que quieras los días grandes de Navidad, pero no te pases de la raya o te encontrarás mal tras ingerir sin control cava, turrón, polvorones o marisco. Preserva una dieta saludable, respeta los horarios habituales de comidas y cena ligero para descansar bien.
  • No te obsesiones con el trabajo: Uno de los principales focos del estrés en vacaciones es estar demasiado obsesionado con los compromisos laborales que aguardan a la vuelta de las vacaciones. No te conviertas en un workaholic ni caigas en las garras del temido efecto blurring. Programa de antemano tu email y tu buzón de voz, desconecta de la tecnología y disfruta de tus seres queridos.
  • Medita y haz yoga: Si te sientes estresado antes de las Navidades o durante las mismas, puedes probar a realizar ejercicios de yoga, llevar a cabo técnicas de respiración y relajación o meditar. En el siguiente artículo recopilamos algunas de las mejores técnicas para que logres vencer al estrés con la única ayuda de tu cuerpo.
  • ¡Adiós a las redes sociales!: Muchas personas se sienten agobiadas y saturadas por el aluvión de mensajes, fotografías, selfies, eventos y contenidos en las redes sociales. Si te sobrepasa, opta por apagar Facebook o Instagram durante una semana, contesta todos los mensajes a la vez o abandona el smartphone durante varios días.
  • Escribe tus prioridades diarias: Puede que tengas programada una fiesta de antemano, quieras dedicar horas a cocinar repostería navideña o desees visitar a unos parientes que viven lejos. Ten claro lo que quieres en cada momento y siéntete libre de decir que no antes los planes que puedan proponerte. Solo así lograrás librarte del estrés.
  • No al sedentarismo: Contra el estrés, nada mejor que el movimiento físico, ya que el propio ritmo de caminar tiene un efecto tranquilizante en el cerebro, disminuyendo la ansiedad y mejorando el sueño. Pon una alarma en tu móvil para levantarte y caminar al menos media hora diaria.
  • No tengas miedo de probar algo nuevo: Tal vez sea el momento de cambiar de aires o costumbres en vacaciones.  Si tratar de llevar a cabo todas tus antiguas tradiciones te hace sentir estresado y ansioso, prueba algo nuevo. El cambio será estimulante.
  • Cultiva una actitud de gratitud: Escribe todas las noches tu diario de gratitud anotando tres cosas por las que te sientes agradecido y comprobarás como su efecto resulta balsámico. También puedes optar por una rutina de despertar saludable.

Fuente | Inc

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.