Salud

10 consejos para adaptarte al nuevo cambio de hora

Los mejores consejos para adaptarte al nuevo cambio de hora

En la madrugada del sábado al domingo todos los relojes españoles retrocedieron una hora y nos sumergimos de pleno en el horario de invierno, bastante criticado desde muchos sectores. En este artículo queremos aportarte algunas claves para hacer frente a este cambio de hora.

Nuestro organismo puede resentirse debido al cambio horario de hace dos días. De hecho, los expertos apuntan que a pesar de haber disfrutado de una hora más de sueño, nuestros hábitos cotidianos pueden variar y nuestro estado anímico resentirse. Entre los afectados, las personas con patologías del sueñotrastornos de ansiedad o propensión al estrés tienen más probabilidades de sufrir ante el cambio.

Cinco divertidas páginas web para ayudarte a dormir mejor

“Cambia el horario de luz solar y esto es un factor clave para nuestro descanso nocturno. Como anochecerá antes, es posible que los días siguientes al fin de semana experimentemos una mayor somnolencia a horas tempranas. Y, además, como amanecerá antes, es posible que nos despertemos de forma espontánea antes de nuestra hora acostumbrada”, indica la doctora Sonia Montilla, especialista en Neurofisiología Clínica.

Aunque tu sistema inmunológico no tiene porqué resentirse, el estado de ánimo suele alterarse, generando interferencias tanto en los hábitos y rutinas como en la percepción del cansancio y la manera de dormir.

Te recomendamos algunas pautas saludables a seguir para aclimatarte al horario invernal. 

Claves para sobrevivir al nuevo horario de invierno

  1. Constancia y regularidad en los horarios de descanso: Procura tanto acostarte como levantarte a la misma hora-
  2. No te excedas con las horas de sueño, ya que su efecto podría ser contraproducente y provocar que sientas más cansancio. Lo habitual es que ocho horas de sueño sean suficientes.
  3. Procura no consumir bebidas excitantes a partir de las 16.00 horas: Entre ellas, el café y otras bebidas que contienen cafeína o teína como los habituales refrescos. En este artículo, te explicamos cuál es la cantidad máxima recomendada al día.
  4. La vida sedentaria es tu peor enemiga: Realizar deporte de forma regular no sólo contribuye a que estés en forma y te sientas mejor, si no que es ideal para descargar tensiones, evitar el estrés y subir tu autoestima.
  5. Cuida tu alimentación: Las comidas y las cenas copiosas son incompatibles con un descanso adecuado. Si quieres dormir bien, apuesta por una cena ligera, 
  6. Evita el tabaco: Fumar puede dificultar la conciliación del sueño, influyendo negativamente en tu función respiratoria, añadiendo complicaciones e incluso derivando en patologías como la apnea del sueño.
  7. Haz bien la digestión después de cenar: Es recomendable que pasen por lo menos dos horas antes de que te acuestes.
  8. Escapa de las siestas prolongadas para que no influya en tu descanso nocturno.  Según las investigaciones científicas más recientes, una siesta perfecta debe tener una duración que oscila entre los 15 y los 16 minutos.
  9. La calidad del sueño también es relevante: Es importante que los dormitorios estén limpios, ventilados y ordenados.
  10. Huye de pantallas y dispositivos electrónicos por la noche: Tanto ver la televisión como usar tu móvil o tablet porque también podrían afectar a la calidad de tu descanso, provocando trastornos del sueño a largo plazo. 

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.