Pymes

¿Por qué conviene hacer marketing con Youtube? (y 4 consejos)

ytb
Escrito por Marcos Merino

Youtube es una potente herramienta para promocionar tus contenidos. Te damos unas pautas de cómo hacerlo más eficazmente.

¿Por qué es interesante apostar por el vídeo y Youtube para hacer marketing? Porque el vídeo es el formato que atrapa mejor la atención del usuario y que causa más impacto en su memoria. La razón de usar Youtube y no otra plataforma es simple: eso que has leído de que Bing es el segundo buscador más utilizado es falso: aún está por detrás de Youtube. Y siendo Youtube el segundo, es importante saber que además tiene enchufe con el primero: un contenido bien posicionado en Youtube tiene todas las papeletas para salir en la primera página de resultados de Google. Todo se resume en visibilidad.

Como espero haberte convencido, pasamos directamente a los consejos.

Cuida la imagen de tu canal

En un momento u otro, el público de tus vídeos terminará visitando tu canal de Youtube (a no ser que les hayas espantado, pero descartemos ese escenario ahora). Tu canal es como tu escaparate, y si la cara que ofreces a tu público es la de una tienda sin decoración ni look’n’feel corporativo, pensarán que no pones interés en uno de tus canales de marketing y pasarán de ti. Con el tiempo, Youtube ha dotado a los canales de amplias posibilidades de personalización: úsalas.

También es fundamental que la página de inicio de tu canal ofrezca otros tres elementos:

1- Un trailer, fijo y en el lugar más destacado, que resuma lo que ofreces y anticipe lo que podrán encontrar en el resto de los vídeos.

2- Si el canal acaba de lanzarse, es importante contar desde el principio con una cantidad mínima de contenidos que permita no dejar zonas vacías en el escaparate.

3- Actualiza contenidos regularmente. Si siempre tienes los mismos contenidos en la portada, quizá consigas que un visitante repita un par de veces, pero no habrá una tercera.

Utiliza las anotaciones

Las anotaciones son cuadros de texto que puedes añadir sobre el vídeo, y que pueden contener enlaces internos (a otro vídeo) externos (a tu blog corporativo, por ejemplo). Asegúrate de añadir una llamada a la acción clara. De este modo, puedes aprovechar la popularidad de un vídeo concreto para aumentar las visitas del resto de contenidos.

Haz tutoriales

Si tus contenidos se prestan a vincularlos a este formato, aprovéchalo sin dudar: los tutoriales bien hechos (y con un título descriptivo y que incluya palabras clave, recuerda siempre eso) siempre reciben un alto número de visitas y son más propensos a convertirse en virales.

Selecciona bien qué mides

Youtube te proporciona toda una serie de analíticas sobre el rendimiento de tus vídeos, pero debes seleccionar con cuidado a cuáles prestas atención y cuáles ignoras. El “número de visualizaciones”, -esa métrica tan traída y tan llevada en los medios 1.0 cuando algún vídeo triunfa en Internet- no es importante. Repito: no es importante. Ahí Youtube sólo está midiendo la cantidad de gente que cargó el vídeo, aunque después cerrara la pestaña sin haberlo visto.

Retención relativa de la audiencia: muestra la capacidad de tu vídeo de retener a los usuarios durante la reproducción en relación con todos los vídeos de YouTube de duración similar.

Minutos de reproducción estimados: muestra la cantidad de tiempo que un espectador ha reproducido un vídeo. De esta manera, te haces una idea más aproximada de lo que ven realmente los usuarios en comparación con aquellos que hacen clic y luego abandonan.

Imagen: “Adding yarn to youtube logo” por Rasamalai, en Flickr

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.