Pymes

Los ocho pilares de una buena solución de gestión empresarial

Escrito por Arantxa Herranz

Si eres el responsable de una empresa, no te vamos a explicar las dificultades de gestionar un negocio. Pero sí te vamos a desvelar qué requisitos debe cumplir una buena solución de gestión empresarial.

Si eres el responsable de una pyme y te estás planteando adoptar una aplicación de gestión empresarial que te permita optimizar tu negocio, antes de dar este paso te conviene conocer cuáles son los pilares que toda solución de este tipo debe tener.

 

1.- Contabilidad

Sin duda, el poder tener un programa de contabilidad que te permita conocer el estado general de tu negocio es uno de los aspectos fundamentales a valorar a la hora de apostar por una aplicación de gestión. Valora, además, si el programa consigue presentarte esta hoja de resultados con unos informes adecuados y en presentaciones.

2.- Partidas presupuestarias

Conocer el resultado final y el balance económico de tu empresa es importante, pero también ahondar en las diferentes partidas de la economía de tu compañía (pagos, débitos, préstamos, nóminas…). Descubre si el programa de gestión empresarial te permite profundizar más en detalle en cada partida a partir del informe final que te presenta.

3.- Ventas

No importa si tus bienes son materiales o intangibles: antes de apostar por cualquier opción de las que tienes en el mercado, indaga sobre cómo el sistema de gestión empresarial registra los pedidos que te hacen los clientes, las ventas finales y cómo se desarrolla el seguimiento del pedido.

4.- Inventario

Si, por ejemplo, te dedicas a vender tornillos, sabes lo importante que es tener un buen control del inventario del que dispones, así que esta parte puede ser una de las más críticas. Si, además, posees varias instalaciones repartidas geográficamente, la solución debe ser capaz de gestionar todas estas fuentes.

5.- Integración de módulos

Muchas de las soluciones de gestión empresarial están compuestas por módulos, que pueden o no ser instalados desde el principio. Asegúrate de que todos los módulos pueden, por tanto, comunicarse e integrarse entre sí. Pregunta también si se “entienden” con los módulos de otras compañías, en caso de que tus proveedores dispongan de otra solución.

6.- Visualización de los datos

Además de procesar todos los datos, estas soluciones deben ofrecerte una visualización correcta, simple y diaria, con el fin de que puedas ver siempre, y de manera sencilla, los datos que necesitas.

7.- Venta y soporte

Algunos fabricantes de estas soluciones apuestan por venderte directamente el programa. En otros casos, lo deberás adquirir a través de otra compañía, que quizá te ofrezca opciones de personalización y soporte añadidos. En cualquier caso, estudia bien todas las variables y sopesa cuál es la opción que más te conviene, más allá del precio.

8.- Integración en tu sistema

Puede parecer obvio pero no lo es: antes de decidirte por una solución de gestión empresarial, comprueba si es compatible con tu actual infraestructura tecnológica o si vas a necesitar otro tipo de inversión.

Foto cc Jorge Franganillo

 

Sobre el autor de este artículo

Arantxa Herranz

Arantxa Herranz, periodista especializada en el ámbito de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), es una apasionada por Internet, las redes sociales y sus posibilidades. Con más de quince años de experiencia en este sector, Herranz ha sido en los últimos seis años redactora jefe de PC World en España.