Pymes

Datos a tener en cuenta antes de subir a la nube

Escrito por Patricia Rivera

La adopción del cloud computing en las pymes españolas va en aumento debido a sus ventajas. No obstante, la seguridad sigue siendo el tema que más preocupa.

Las pymes españolas están apostando por el modelo de cloud computing. En concreto, según un estudio realizado por Oxford Economics para SAP, un 47% de las pequeñas y medianas empresas cuenta con algún servicio en la nube. Además, dicho informe estima que en tres años la cifra de pymes que utilizará esta tecnología ascenderá al 63%. Estos datos demuestran que ha crecido la confianza en el potencial de la nube. 

Pese a la creciente fe en cloud computing, la seguridad del nuevo modelo tecnológico sigue siendo un asunto que preocupa a las pymes. Por ello, antes de comenzar a trabajar en la nube es conveniente conocer algunos detalles sobre este asunto. Según un estudio de Compuware, el 73% de las empresas sigue utilizando métodos obsoletos para vigilar sus aplicaciones críticas de negocio y gestionar su rendimiento en el entorno de la nube.

Por su parte, el informe The Adoption of Cloud-Based Services, elaborado por Quocirca a petición de CA, revela que el 80% de las organizaciones de España y Portugal no afines a la utilización de estos servicios considera que carece de los conocimientos y los recursos necesarios para dotar de seguridad a los servicios cloud.

De este modo, elegir un proveedor de servicios de cloud computing adecuado será vital para conseguir una eficaz gestión que sea capaz de racionalizar las infraestructuras tecnológicas de la pyme, reducir sus costes en tecnologías de la información (TI) y garantizar los niveles de seguridad requeridos. Para ello, habrá que investigar cómo está almacenando y gestionando los datos, la disponibilidad que ofrece de los mismos o si cuenta con una protección adecuada frente ataques informáticos.

Ventajas de ‘cloud computing’

Al margen de la seguridad, otra cuestión que las pymes tienen que tener en cuenta antes de adoptar esta tecnología son sus beneficios. En primer lugar, cloud computing permite a la pyme acceder a las últimas tecnologías sin tener que invertir grandes cantidades de dinero, ya que paga por el servicio y no por el producto. De este modo, se sitúa en igualdad de condiciones que las grandes compañías y reduce costes.

Asimismo, puede acceder a los servicios de forma rápida ya que no es necesaria la instalación previa de software y hardware para empezar a trabajar. Junto a esta rápida implementación, esta tecnología también ofrece las actualizaciones automáticas de las aplicaciones y una mayor flexibilidad al crecer los sistemas informáticos y los servicios de almacenamiento de datos a la par que la pyme, y en función de sus necesidades.

Incluso los servicios en la nube también posibilitan el trabajo colaborativo, ya que los empleados pueden trabajar simultáneamente, y desde cualquier lugar, gracias al acceso remoto, en la misma aplicación.

Foto SXC.hu

 

 

Sobre el autor de este artículo

Patricia Rivera