Pymes

¿Cuánto cuesta tener una app?

apps móviles
Escrito por Autor Invitado

Las aplicaciones móviles ya no son lo que era y por suerte existen formas y maneras de hacer que tu negocio sea móvil a precios muy competitivos. Te mostramos cómo conseguirlo.

¿Quién no se ha descargado alguna app en su smartphone? En España existen 22 millones de usuarios activos de apps móviles que descargan al día 4 millones de apps, lo que nos coloca a la cabeza de los europeos en la implementación de smartphones. Latinoamérica se posiciona como un enorme mercado potencial, con 114 millones de usuarios de smartphones y una penetración de apps móviles del 28%. El mundo de las apps se extiende a gran velocidad, pero continúa existiendo muchos interrogantes.

Las apps móviles se han convertido en una herramienta muy atractiva para cualquier negocio. Estar 24 horas abiertos a un sólo clic de distancia del cliente es un reclamo que no ha pasado desapercibido para ningún negocio. A pesar del auge que están experimentando, continúa existiendo un amplio número de incógnitas alrededor de esta nueva tecnología.

Muchos de los que tienen interés por crearse una app renuncian a la idea cuando piensan en el desembolso que les supondrá contratar los servicios de una empresa desarrolladora. Una situación que se repite pero que se aleja de la realidad. El fuerte crecimiento de esta herramienta ha supuesto un estímulo para empresas y desarrolladores, aumentando las alternativas para aquellos que quieren contar con una app móvil.

Diferentes presupuestos para diferentes funcionalidades

El precio de las apps aumenta cuando se recurre a empresas desarrolladoras o freelance. Es una opción muy demandada, ya que permite a los negocios desentenderse del proceso de creación y tener su aplicación en 1 mes o 6 meses, según la complejidad de ésta.

De esta manera podemos encontrar apps simples por unos 700 euros. Aunque el precio aumenta mediante la incorporación de distintos complementos, ya sea la introducción de redes sociales, localización u otros servicios con los que dotar a nuestra herramienta, alcanzando un precio que puede llegar a los 3.000 euros. Si lo que buscamos es una app en la que mostrar nuestro catálogo de productos, será necesario incorporar una base de datos en ella. Esto hará que el coste deambule desde los 3.000 hasta los 5.000 euros.

Las apps de juegos son sin duda las más descargadas en los markets, pero también son las más complejas a la hora de elaborarlas. El importe de una de éstas  puede llegar incluso a los 150.000 euros.

Muchos de los que tienen interés por crearse una app renuncian a la idea cuando piensan en el desembolso que les supondrá contratar los servicios de una empresa desarrolladora.

Crear la app de tu negocio sin programar

La externalización del desarrollo de apps móviles es una muy buena opción para grandes empresas que buscan tener su app con un diseño muy personalizado y, que obviamente, cuentan con unos recursos amplios para poder hacer frente a la inversión que supone contratar estos servicios. Como explicábamos al inicio del artículo, existe otra alternativa más económica conocida como apps builders, algo de lo que ya se ha hablado en TICbeat.

Estas plataformas te permiten crear una app móvil sin conocimientos de programación, basándose en un planteamiento muy intuitivo que te facilita su creación. Es una opción muy buena tanto para PYMES como para profesionales, ya que simplifica el proceso de elaboración reduciéndolo a 5 minutos, permite disponer de la app rápidamente y, lo que es aún mejor, por un módico precio y bajo su propia gestión siempre que quieran pudiendo modificarla cuando les apetezca.

La contratación de una app builder está al alcance de cualquier bolsillo y los precios no están reñidos con la calidad del producto final, del mismo modo que las empresas desarrolladoras o freelance te ofrecen apps con la misma calidad que cualquier otra que veamos en un market.

Así que ya sabes si estás pensando en incorporar una app móvil a tu negocio analiza las distintas opciones que existen en la actualidad. Y recuerda, el que no tiene una app es porque no quiere, no porque no puede.

La autora de este post es Marta Rodríguez Sainz, activadora y comunicadora desde la startup española Upplication, desarrolladora de apps. Entusiasta de la tecnología y la innovación.

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado