Pymes

Claves para valorar la importancia del ‘business intelligence’ en las pymes

Escrito por Patricia Rivera

Supone una puerta al conocimiento que ofrece múltiples ventajas para las pequeñas y medianas empresas, entre las que destaca la eficiente toma de decisiones.

¿Necesita mi pyme una herramienta de Business Intelligence (BI)? Valorar su importancia y las ventajas que ofrece es el mejor método para contestar a esta pregunta. El crecimiento imparable del volumen de datos que utilizan las pequeñas y medianas empresas, y la imposibilidad de gestionarlos manualmente y obtener conclusiones fehacientes, hace necesaria la implantación de sistemas capaces de transformar dichos datos en información valiosa y ésta en conocimiento. Es ahí precisamente donde radica la importancia del BI, en su capacidad de analizar los datos para que la pyme pueda, sabiendo lo que pasa dentro y fuera de la misma, tomar decisiones inteligentes.

Hasta la fecha este recurso apenas se utilizaba en las pymes y era más propio en las grandes corporaciones. Parece que la tendencia está cambiando para extenderse también a las pequeñas y medianas empresas ante el desarrollo de nuevas herramientas enfocadas a las pymes y la rentabilidad demostradas por las mismas. De ahí que, según un estudio realizado por Constellation Research, el 50% de los directores de informática consideren que el software relacionado con Big Data y Business Intelligence será el que más éxito tendrá este año, tanto en las grandes empresas como en las pymes.

Y es que lejos de lo que se pueda pensar, el Business Intelligence no se trata de un recurso apto sólo para grandes empresas, ya que además de existir diversas alternativas open source, también hay un amplio grupo de productos ideados por los proveedores tradicionales para las pymes, que requieren bajos niveles de inversión y que se adaptan íntegramente a sus necesidades.

Pero, ¿cuáles son las ventajas que un software de Business Intelligence proporciona a las pymes?

Conocimiento objetivo. Ofrece datos fiables que ayudan a tomar decisiones correctas,  basadas en el conocimiento y no en la intuición, agilizando además el proceso de toma de decisiones.   

Ahorro de tiempo y dinero. Al automatizar los procesos se mejora la productividad, generando la consecuente disminución de costes. Además, permite reducir los recursos y personal destinados a la recopilación, análisis y distribución de datos.

Mayor y mejor accesibilidad a la información. Estos sistemas no sólo recogen ágilmente todos los datos, sino que también posibilitan acceder fácilmente a la información, y en tiempo real.

Facilidad en el manejo de la información. Estas herramientas suelen ser muy intuitivas. Además, pueden integrar y unificar los sistemas de la información.    

Resultados fiables y a la medida. En las pymes la fiabilidad del Business Intelligence aumenta al ser menor la cantidad de datos que maneja el sistema, lo que le permite tener en cuenta todos ellos a la hora de extraer conclusiones, pudiendo crear indicadores totalmente adaptados a las necesidades de la empresa.

Nuevas oportunidades de negocio. La utilización eficiente de los datos permite adelantarse a acontecimientos futuros y anticiparse así a las necesidades de los clientes.

Incremento de inversión. El retorno de la inversión (ROI) de las herramientas de Business Intelligence se nota rápidamente en la pyme, ya que su incorporación mejora significativamente la eficiencia y reduce los costes antes destinados a determinadas operaciones que dejan de ser necesarias.

Foto SXC.hu

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Patricia Rivera