Pymes

Big data también es un asunto de pymes

Escrito por Arantxa Herranz

Cambiar el discurso tecnológico por uno de negocio es clave para que las pequeñas y medianas empresas apuesten por el llamado big data.

La tendencia del llamado big data afecta a todas las empresas, independientemente de su tamaño y sector de actividad, puesto que no es más que obtener valor de los datos. Aunque lo cierto es que, al menos de momento, big data afecta menos a las pymes puesto que éstas están menos digitalizadas, los negocios de menor tamaño también se ven afectados por la explosión de nuevos canales de ventas, de las redes sociales o de nuevos dispositivos, como smartphones y tabletas, por lo que no deben cerrar los ojos ante esta tendencia.

De tecnología a negocio

Aunque la complejidad de big data depende de cada empresa, el analista de mercado independiente, profesor adjunto en el IE Business School y profesor asociado en UOC y U-tad sobre Business Intelligence, Business Analytics y Big Data, Josep Curto, considera que es clave cambiar el discurso tecnológico de big data por uno que hable de negocio y de su repercusión en la transformación empresarial, sobre todo a la hora de abordar esta perspectiva de cara a las pymes. “Aparecerán soluciones específicas, tanto verticales como horizontales, que harán desaparecer el término de big data para presentar soluciones y casos reales”.

Hay que tener en cuenta, además, que en muchas ocasiones las pequeñas y medianas empresas no disponen del talento necesario para integrar big data, por lo que estos servicios tienen que ofrecerse de manera sencilla y “encapsulada”.

Además, antes de abordar aspectos de big data, las pymes necesitan acometer otros proyectos previos, como la inteligencia y analítica de negocio. “El problema es que muchas de ellas aún no están en esas fases, y primero hay que ocuparse de aplicaciones como el ERP (sistemas de gestión) o el CRM (sistemas para la relación con clientes). Solo cuando tengamos superadas esas etapas tendremos la necesidad de incluir la inteligencia empresarial para tomar las mejores decisiones y transformar los procesos y modelos de información y negocio que habilita el big data“, sentencia Curto.

En cualquier caso, este analista independiente insiste en que la tecnología es un medio, por lo que “hay que hablar de cómo aplicarla y cómo me va a ayudar a resolver la transformación de mi negocio”, teniendo en cuenta que la complejidad del dato ya existe y que, si lo ignoramos, “no resolvemos el problema y somos menos competitivos”.

Partiendo de la base de que lo complicado es saber cuál es la pregunta correcta al problema, las pymes pueden encontrar en big data su solución para personalizar el producto o servicio ofreciendo, basándose en sus parámetros, la mejor experiencia de usuario.

 

Sobre el autor de este artículo

Arantxa Herranz

Arantxa Herranz, periodista especializada en el ámbito de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), es una apasionada por Internet, las redes sociales y sus posibilidades. Con más de quince años de experiencia en este sector, Herranz ha sido en los últimos seis años redactora jefe de PC World en España.