Pymes

5 datos a tener en cuenta para que tu ‘app’ sea exitosa (incluso si eres 1.0 o 2.0)

apps
Escrito por Autor Invitado

Si tienes una pyme y quieres saber cómo exprimir las posibilidades que nos brindan el entorno 3.0 y las ‘apps’, no te pierdas estos consejos.

Supongamos que formamos parte de una familia que desde siempre se ha dedicado a la producción y venta de pan. Nuestro abuelo, “Abu”, fue el primer gran maestro panadero del barrio y de él nace la tradición que heredó nuestro padre, “Papi”, y ahora nosotros. El negocio siempre ha ido bien porque tanto Abu como Papi supieron publicitar y vender el producto de la manera correcta. Ahora nos toca a nosotros tomar las riendas de la panadería y, además de seguir fabricando un pan de muy buena calidad, debemos saber cómo exprimir las posibilidades que nos brinda el siglo XXI y el entorno 3.0.

Por suerte tenemos el ejemplo de Papi, que hace una década pagó a un informático para que montara una página web (entró y triunfó en el mundo 2.0). Fue la primera gran inversión de la familia en algo que no fueran hornos, palas o harina. Gracias a su arriesgada apuesta, ahora no sólo vendemos pan en nuestro barrio sino también a toda nuestra ciudad.

Pero, como decimos, ahora somos nosotros los que debemos dar el salto y apostar por lo nuevo. Hemos creado una aplicación de la panadería, que tiene muchas descargas y a través de la cual nuestros usuarios nos compran pan. Sin embargo, hasta hace no mucho no sabíamos si las estadísticas que tenemos (de descargas, de número de usuarios, de número de ventas, de gasto total…) son buenas o malas. Por suerte leímos un manual en el que venían los cinco datos importantes para entender el funcionamiento de una app:

Descargas de la aplicación

Es la estadística más sencilla e intuitiva: a mayor número de descargas, mejor para la empresa. Cuanta más gente pueda comprarnos pan desde su móvil, mayor es la posibilidad de que vendamos. Eso sí, hay que tener precaución ya que no todo vale para incrementar el número de descargas; no podemos bajar la calidad del producto o de la app. Ante todo, hay que ser fieles a la marca. (Para que Abu lo entienda: es el número de personas que conocen nuestra tienda en el barrio. Para que Papi lo entienda: es el número de gente que conoce nuestra web y se mete en ella).

‘App store rank’

En los markets las apps no se ordenan aleatoriamente, sino que siguen un algoritmo basado en el número de descargas, la calidad de la imagen, el nombre, la descripción (keywords), las fotos, el vídeo y las valoraciones de los usuarios. Cuanto más y mejor de todo lo anterior, más arriba aparece el nombre de la app y, cuanto más arriba aparezca, mayor probabilidad de descarga. Es importante cuidar este aspecto ya que más de la mitad de la gente que se descarga apps lo hace utilizando el buscador de los markets. (Para que Abu lo entienda: el “store Rank” sería lo bien o lo mal que hablan los vecinos de la panadería. Para que Papi lo entienda: SEO).

‘Revenue’ por usuario

Se trata de analizar cuánto se gasta cada usuario en nuestra tienda. La idea es maximizar el gasto por usuario ofreciéndole más producto o aumentando su necesidad de nuestro producto principal. (Para que Abu lo entienda: intentar que la gente compre más pan y, además, magdalenas, galletas, tartas… Para que Papi lo entienda: intentar que la gente compre otros productos y, además, haga clic en los banners de publicidad).

Tasas de conversión

Se trata de calcular la gente que tiene nuestra app, la que la utiliza, la que se registra, la que compra y la que vuelve. La mejor manera de entenderlo es un embudo: en la parte más ancha está todo nuestro público. De ellos, unos cuantos dan un primer paso al descargarse la app; pero sólo unos pocos la utilizan. De esos que la usan, algunos menos son los que se registran y, de ellos, unos cuantos los que compran. Por último, los que atraviesan el embudo entero son aquellos que completan el proceso volviendo y hablando de nuestra aplicación a sus amigos. (Para que Abu lo entienda: calcular la gente que pasa por delante de la tienda, la que entra, la que compra y la que queda satisfecha y habla bien de nosotros. Para que Papi lo entienda: la gente que ve la web, que compra a través de ella, que vuelve y que la publicita por redes sociales, por ejemplo).

Tiempo de sesión

Es la cantidad de tiempo que un usuario tiene en funcionamiento nuestra app. No hay cantidad ideal en este parámetro y, por una vez, no vale el lema de “cuanto más mejor”. Si un usuario está mucho tiempo en una aplicación puede ser que ésta sea poco intuitiva, que tarde en cargarse o que esté mal estructurada. Si el usuario apenas permanece unos segundos, puede ser que sea poco atractiva o que no cumpla las expectativas. Lo ideal es que el usuario emplee el tiempo que él considere necesario para satisfacer su necesidad. (Para que Abu lo entienda: el tiempo que está en la tienda comprando y, si se siente a gusto, hablando con nosotros sobre el tiempo, el partido del otro día… Para que Papi lo entienda: el tiempo que tarda en ver cada página de nuestra web).

El autor de este artículo es Manuel Albarrán, recién estrenado en el equipo de Marketing y Comunicación de Upplication. Albarrán viene del área de deportes de Lainformacion.com y es un apasionado y experto en pesca submarina.

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado