Mobile Novedades

Una nueva aplicación ayuda a sobrevivir a los mexicanos inmigrantes en la frontera

Transborder Immigrant Tool, es la aplicación que se ha desarrollado la Universidad de California en San Diego, dirigida por el profesor Ricardo Domínguez. Su finalidad, equipar teléfonos móviles con GPS con información específica para la zona de la frontera, que ayudará a quienes la cruzasen a encontrar agua y, de este modo, seguir con vida.
La financiación de 5.000 dólares para la herramienta al parecer enfureció a algunas figuras importantes del sur de California, incluyendo el congresista Duncan Hunter, que opinaba que el proyecto era ilegal. Se puso en marcha una investigación.

Ésta ya ha concluido y se declara a Domínguez inocente de uso inapropiado del dinero de la beca.

Sobrevivir

La creación de algo que mantenga con vida a los inmigrantes ilegales, nos recuerda mucho a, por así decirlo, a los intercambios de jeringuillas. El propósito principal de éstos no es ayudar a los yonquis a colocarse, sino evitar que hermanos, hermanas, abuelos y primos mueran. Del mismo modo, tanto si esta aplicación ayuda a alguien a cruzar la frontera como si no, su principal finalidad es, o debería ser, reducir el número de muertes por exposición a los elementos en Estados Unidos. El número de inmigrantes ilegales que mueren anualmente al cruzar la frontera casi se ha duplicado, según la “General Accounting Office” de 266 en 1985 a 472 en 2005. Estas muertes, además de privarnos de la vida de otros seres humanos, también cuestan bastante dinero a los gobiernos, federal, estatal y local. Quejarse por la aplicación nos parece que es no ver el bosque por culpa de los árboles. Sin embargo, lo cierto es que el programa no sólo ayuda a encontrar agua y rutas seguras. También ayuda a los usuarios a evitar a las patrullas fronterizas. En ese detalle, pasa de lo puramente humanitario a lo político.

La otra cuestión es la de su utilidad. Domínguez es un profesor de arte, y la aplicación es un proyecto de arte. Una versión del teléfono se exhibe en el Museo de Arte Contemporáneo de San Diego en La Jolla. Otro se ha incluido en la Bienal de California 2010, y otros más se exhiben en Europa. Pero si todo esto sólo sirve para épater le bourgeois, ¿cuál es su importancia?

Domínguez respondía lo siguiente.

“Water Stations Inc. y Border Angels vigilan no sólo que la aplicación funcione para ofrecer ayuda de ‘in extremis’ al usuario al llevarle directamente a depósitos de agua que se han dejado para inmigrantes, sino también cómo funciona la poesía del proyecto. Ambas ONGs han acordado colaborar con nosotros porque han trabajado con la aplicación y ésta realmente funciona”. Sin embargo advierte, “Recuerden que no somos técnicos, somos artistas principalmente y ante todo”.

Seguridad geopolítica

Artistas o no, se ha investigado mucho para desarrollar los mapas y puntos de datos para el proyecto, que incluyen lo siguiente.

“Coordinadas exactas necesarias como punto de referencia para las triangulaciones… redes e infraestructuras preventivas, como las actividades del Departamento de Seguridad Nacional, los proyectos de seguridad fronteriza Halliburton, las patrullas fronterizas y las actividades de los Minutemen, y los puntos de referencia de agua/comida establecidos por las comunidades de ayuda a lo largo de la frontera.”

Aunque la API del proyecto está disponible para su descarga, no hay una versión sencilla para el usuario final. Teniendo en cuenta lo habituales que son los teléfonos móviles en países sin una infraestructura de primer mundo, una aplicación descargable como ésta podría ser valiosa. Aunque es ideal para teléfonos con GPS, una versión para aquellos que no lo tengan también ofrecería muchos datos importantes en forma de mapa. Una versión así quizá no fuera GPS en el sentido de estar conectada a un satélite de geoposicionamiento, pero sería GPS en el sentido que le da Domínguez: “Seguridad Geo-Política”.

Fotografías: bang.calit2

Original: Curt Hopkins

Traducción: Marco Fernández

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES

  • jenofonte

    El arte ha tenido componentes políticos constantemente. También las canciones protesta de Bob Dylan levantaban ampollas. Pero hablaban de algo que era real y que nadie quería oir. Las verdaderas incómodas son las más necesarias. Y si esta gente no hubiera creado esta aplicación, otro lo habría hecho antes o después.