Innovación Novedades

Impresoras 3D para todos los públicos

Fotografia - Impresion 3d - ReadWriteWeb-esLa impresión en 3D a alta resolución ya está más cerca del alcance de las pequeñas empresas con el anuncio por parte de Z Corporation de dos nuevos modelos de su línea ZPrinter de impresoras 3D.

La empresa ofrece los modelos ZPrinter 150 y 250, con un precio de 14.999 y 23.999 dólares respectivamente (unos 11.640 y 18.624 euros, aproximadamente), como solución para las aulas y pequeñas empresas.

La impresión en 3D se lleva utilizando años en grandes empresas y por parte de profesionales de la medicina y gobiernos para crear rápidamente prototipos en 3D de productos, órganos humanos, modelos arquitectónicos y prácticamente cualquier otra cosa que se pueda imaginar y dibujar con software de CAD. Sólo en los últimos años han empezado las impresoras a bajar de precio hasta el punto de ajustarse al presupuesto de las empresas más pequeñas.

Hace dos años, una empresa llamada Desktop Factory prometió lanzar una impresora 3D de sobremesa por 5.000 dólares (unos 3.880 euros), pero el producto nunca llegó al mercado y la empresa vendió sus activos a un comprador desconocido en 2009.

La ZPrinter 150 algo más asequible, de un tamaño ligeramente mayor que el de una fotocopiadora estándar de oficina, imprime en blanco y negro. Quienes quieran imprimir modelos en 3D a todo color tendrán que invertir 1.000 dólares (unos 776 euros) más por la ZPrinter 250. Aunque no se trata de las impresoras 3D más baratas del mercado, si que cuentan con una resolución mayor que la mayoría de impresoras de gama baja, y prometen tener unos costes de funcionamiento más reducidos.

La impresión en 3D a bajo coste podría permitir a pequeñas y medianas empresas crear prototipos rápidos y asequibles en el mundo real de diseños incluso de productos algo intrincados. Pudiendo hacer esto repetidamente y en el momento, el diseño de productos puede resultar un proceso más sencillo y fácil de repetir para las empresas. A medida que esta tecnología siga mejorando en calidad y bajando en costes, sólo podemos imaginarnos los tipos de aplicaciones que irán llegando.

Original: John Paul Titlow

Traducción: Marco Fernández

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES