Google Chrome a un paso del software online

Logo Google Chrome - ReadWriteWeb-esEl sistema operativo Chrome, que Google tiene planeado lanzar, es un nuevo sistema que, según el gigante de las búsquedas, llegará a los netbooks más adelante este año. También va a ofrecer una función que los técnicos de Google han denominado extraoficialmente “chromoting”. ¿Que qué es el chromoting? Es acceder remotamente a las aplicaciones de nuestro ordenador a través del navegador. O, en otras palabras, es una aplicación de escritorio remoto para nuestro nuevo ordenador pensado para el cloud computing.

Chromoting: trabajar a distancia a través de Chrome

La noticia, que apareció originalmente en el sitio Web de actualidad tecnológica británico The Register, nos llega directamente de un técnico de Google, Gary Kačmarčík, que publicó lo siguiente en el Google Group de Chromium, un foro público para hablar del proyecto de código abierto que está detrás del navegador y el sistema operativo Chrome.

No paramos de añadir nuevas capacidades. Con esta funcionalidad (llamada extraoficialmente “chromoting”), Chrome OS no sólo será [una] gran plataforma para ejecutar aplicaciones online modernas sino que también nos permitirá acceder a aplicaciones informáticas tradicionales desde dentro del navegador.

Al pedirle más detalles, Kačmarčík también ha confirmado que la funcionalidad sería de hecho “algo como” Remote Desktop Connection, una tecnología de Windows que nos permite conectar a un ordenador remoto desde el que estamos usando. Uno de los usos más populares de esta tecnología en el pasado ha sido el acceso a archivos y otros recursos en red cuando estamos lejos de la oficina.

¿Por qué? Para acceder a aplicaciones tradicionales (no en la red)

Chrome en ordenador tablet - ReadWriteWeb-esSin embargo, en el caso de Google, la tecnología debería usarse para ejecutar las llamadas aplicaciones tradicionales que Chrome OS no admite. Por “tradicionales”, Google quiere decir cualquier aplicación que no se ejecute en un navegador Web como Google Chrome, que sirve de base para el nuevo sistema operativo de uso sólo en Internet, también llamado Chrome.

Entonces, ¿qué clase de cosas incluiría esto? Quizá la Adobe Creative Suite, cuyo programa estrella, Photoshop, es el más demandado entre los diseñadores. O quizá Microsoft Office completo, cuyos programas de escritorio siguen siendo más completos en funciones que Google Docs o el propio servicio Office Web Apps que acaba de lanzar Microsoft. También nos vienen a la mente el software de edición de vídeo y otras aplicaciones que requieren mucha potencia de procesador. Sin embargo, ninguno de estos tipos de aplicaciones son los que pensaríamos que un usuario de netbook necesitaría, con lo cual la función de escritorio remoto de Chrome resulta más interesante.

¿Podría significar la inclusión de este “chromoting” que los planes para Chrome OS son mucho más ambiciosos? ¿Quizá como nuevo competidor en el mercado de los sistemas operativos de escritorio y para netbooks como Microsoft Windows y Apple OSX más que como mera alternativa para netbooks? Después de todo, al usuario de un netbook sólo le interesan los programas ligeros, un poco de correo, quizá un poco de Facebook, un poco de navegación por la red. Por eso se han comprado un netbook, para empezar, para usarlo de forma casual, no para informática de escritorio con funcionalidad total. ¿No es así?

El cloud computing casi listo, el escritorio remoto es provisional

También es cierto que el mundo está girando hacia la informática ligera. Hoy en día podemos hacer mucho online. Como afirmaba recientemente en la conferencia D8 el CEO de Apple, Steve Jobs, estamos entrando en una era “post-PC”, refiriéndose a la progresiva desaparición del ordenador personal que terminará produciéndose en favor de plataformas más ligeras, delgadas, de tipo cliente, como, por supuesto, el nuevo ordenador de tableta iPad.

Sin embargo, en lo que difiere la idea de Jobs de la de Google es en cómo debería producirse la transición. En el caso del iPad, por ejemplo, Apple sencillamente dejó de dar servicio al plugin Flash, al que se refiere como una tecnología obsoleta que ha dejado de ser relevante. En su lugar, el iPad es compatible con la tecnología más moderna del HTML5, según explicaba Jobs en una nota reciente. Google, por otra parte, se ha asociado con Adobe, los creadores del plugin Flash, y ahora lo han integrado en su navegador Chrome. Impedir simplemente a los usuarios el poder ver contenido en Flash en la red no es la respuesta, según opina Google. Más bien prefieren que todo el mundo realice una lenta transición a estándares sin plugins como HTML a la vez que siguen dando servicio a la tecnología que la gente usa aún actualmente.

Podemos ver cómo con esta función de escritorio remoto se sigue la misma mentalidad. Como el HTML5, el cloud computing está casi listo para este nuevo paradigma de computación. Sin embargo, hasta que así sea, Google permitirá acceder a las aplicaciones tradicionales, los bastiones basados en ordenadores personales de una era que pronto quedará atrás.

¿La respuesta de Google a esta filtración quizá accidental? Un portavoz no hará más que reiterar palabra por palabra lo que ya ha publicado Kačmarčík.

Original: Sarah Perez

Contenidos Relacionados

Top