Novedades Tecnología

Google Chrome adopta la geolocalización

Logo Google ChromeGoogle acaba de lanzar la última versión para desarrolladores de Chrome, que ahora incluye la compatibilidad preliminar para la API de geolocalización del W3C. La API de geolocalización de Google permite a los desarrolladores determinar la ubicación geográfica de nuestro ordenador observando las redes WiFi que nos rodean,
de un modo similar a la tecnología SkyHook que forma parte del OSX de Apple y el sistema operativo del iPhone.

Por ahora, esta nueva función está aún oculta tras una línea de comandos y sólo está disponible en la versión para desarrolladores para Windows y OSX Leopard (todavía no funciona para Snow Leopard).

Para activar estas funciones de geolocalización, tenemos que ejecutar el navegador con “–enable-geolocation”. Es habitual que Google esconda primero estas funciones tras una línea de comandos antes de presentarlas a un grupo más amplio de usuarios de prueba. El equipo de Chrome también nos recuerda que la interfaz de usuario de geolocalización aún está incompleta y que Chrome olvidará los permisos que hayamos establecido.

¿Preparación para Chrome OS?

Tendría sentido que Google activase la geolocalización para Chrome, especialmente teniendo en cuenta el lanzamiento inminente del sistema operativo Chrome OS, que también disfrutará de estas nuevas funciones. Mozilla ya ofrece una API de localización incorporada para Firefox y con Geosense para Windows, los desarrolladores en Windows 7 ya pueden aprovechar la API de geolocalización de Google en sus aplicaciones nativas.

Localización para todos los navegadores

Gracias a los esfuerzos actuales realizados por todos los desarrolladores de navegadores, las APIs de localización pronto estarán en todas partes y con suerte, más desarrolladores las aprovecharán. Aunque varias aplicaciones móviles para iPhone, por ejemplo, usan ya la función de localización en la versión móvil de Safari, sólo unas pocas aplicaciones basadas en navegador reconocen actualmente nuestra ubicación geográfica. Aunque la localización por WiFi no es tan precisa como el GPS, normalmente suele ser más fiable que usar la dirección IP de un usuario.

Original: Frederic Lardinois

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES