Llegan las Páginas de Comunidad a Facebook

Logo Facebook - ReadWriteWeb en espanolHace un par de días, Alex Li anunciaba en el blog de Facebook que esta red social introduciría varias funciones nuevas, o renovadas, que multiplicarán la conectividad de la comunidad. Estas funciones son las páginas de comunidad y los perfiles conectados.

“Las páginas de comunidad son un nuevo tipo de página de Facebook dedicada a un tema o una experiencia compartida colectivamente por la comunidad conectada a ellas.” A diferencia de una página de Facebook dedicada a una empresa o manejada por ella, una página de comunidad podrá dedicarse a un área o una actividad que no pueda afirmarse legítimamente que sea propiedad de un grupo limitado como una corporación.

Estas páginas no están creadas por la comunidad, al menos no formalmente. Los usuarios pueden crear las suyas propias. Sin embargo, Facebook ha creado Dios sabe cuántas páginas a partir de material de Wikipedia en bruto. ¿Se apresurarán los usuarios de Facebook interesados en la cocina de Sichuan o el sutil encanto de Orlando, Florida a crear un texto independiente y harán de los marcadores de posición algo más que enlaces cebo?

¡Enlaces! ¡Enlaces!

¡Enlaces! ¡Enlaces!

Los perfiles conectados sin duda se suman a esta proliferación de enlaces.

Los campos de nuestro perfil, como ciudad, educación y trabajo, así como nuestros intereses, se enlazarán automáticamente a sus respectivas páginas.

“En lugar de un simple texto aburrido”, afirmaba Li, “estas conexiones son realmente Páginas, de manera que nuestro perfil quedará inmediatamente más conectado a los lugares, las cosas y las experiencias que nos importan”.

Además, cada vez que iniciemos sesión Facebook tendrá una caja de sugerencias repleta de enlaces para nosotros.

Francamente, la proliferación de enlaces que resulta de estas funciones hace que parezca más que nada una granja de contenido como Answers.com o Demand Media.

Si nos asusta la publicidad, quizá prefiramos evitar por completo estas páginas de comunidad.

“Recordemos que las páginas de Facebook a las que conectamos son públicas. Podemos controlar qué amigos pueden ver los contactos que aparecen en nuestro perfil, pero aún podremos aparecer en páginas a las que estemos conectados”.

¿La solución? No conectar nunca con ninguna página que indique un interés que no queramos hacer público al mundo. Si ya estamos conectados, lo mejor es desconectar lo antes posible. Teniendo en cuenta el automatismo de los enlaces de perfil, parece que estaremos públicamente enlazados y tendremos que desenlazar de todas las páginas que no queramos, independientemente de lo clara que hayamos dejado nuestra privacidad.

Original: Curt Hopkins

Contenidos Relacionados

Top