Mobile Novedades

Las nuevas baterías podrían revolucionar la informática móvil

Logotipo iPhone - ReadWriteWeb en espanolLos investigadores de la Stanford University acaban de hacer un importantísimo descubrimiento que podría influir en la industria de la tecnología en los próximos años: han creado una batería mejor. El proyecto, un intento de usar tecnología de litio-azufre en lugar de iones de litio, como la que se usa en las baterías actualmente, lleva en desarrollo desde 2007. Hace poco, los esfuerzos de los científicos se vieron recompensados cuando crearon una batería que dura cuatro veces lo que sus equivalentes en iones de litio, a la vez que tiene la ventaja de ser “notablemente más segura” que las baterías actuales, que ocasionalmente explotan después de un cortocircuito.

Aunque todavía falta mucho para que sean viables comercialmente (y estén disponibles), las baterías de litio-azufre prometen avances como un 80% más de capacidad, una densidad de potencia 10 veces mayor y, teóricamente, la capacidad de duración cuatro veces mayor que la de las baterías modernas.

Esta nueva tecnología de baterías supone el paso final en nuestra cruzada por la conectividad constante a la Web móvil. Ya tenemos puntos Wi-Fi, redes 3G y 4G para acceder a Internet en todas partes, y toda clase de dispositivos móviles, desde netbooks hasta iPads y desde teléfonos móviles hasta ordenadores portátiles. Sin embargo, lo que aún no tenemos es un modo de tener nuestros dispositivos encendidos durante más de un día aproximadamente sin recargarlos. Puede que esto cambie pronto.

Una Web móvil siempre encendida

Con esta clase de mejoras, las baterías de litio-azufre podrían marcar la pauta para la siguiente fase de la revolución móvil. Podrían permitirnos disfrutar al completo de la red en cualquier parte del mundo sin tener que preocuparnos por las baterías que se agotan, el acceso a tomas de corriente o tener que cargar baterías de recambio cuando nos preparemos para usar el ordenador de forma portátil durante mucho tiempo.

Diagrama - Estructura bateria - ReadWriteWeb en espanol

Más que una simple comodidad, una mejor tecnología en las baterías modificaría el diseño y el comportamiento de nuestros dispositivos móviles. Por ejemplo, Apple actualmente impone numerosas restricciones a los integrantes de su gama portátil para preservar el rendimiento de la batería. En los iPhone, iPod Touch y en el iPad, no se permite ejecutar aplicaciones de fondo, y se ha vetado por completo la tecnología Adobe Flash, supuestamente por su consumo de CPU, que agota rápidamente la batería. Otros fabricantes de smartphones, aunque no necesariamente tan restrictivos como Apple, aún tienen que considerar las ventajas de dotar a sus dispositivos de este mismo tipo de funciones con el impacto para el rendimiento que esto supondrá para ellos si lo hacen. Además, como sabrá cualquiera que utilice a fondo el navegador de su smartphone, si navegamos mucho en Internet durante el día, el teléfono se agotará antes de anochecer.

Fotografia - Nook - ReadWriteWeb en espanolOtro ejemplo del potencial de impacto de esta tecnología: los lectores de libros electrónicos. En la actualidad, si queremos llevarnos nuestro Kindle o Nook de vacaciones, aún tenemos que pasar por el proceso de pensar:  ¿cuánto tiempo voy a estar fuera? ¿Aguantará mi batería? ¿Debería llevarme el cable? Ahora imaginemos que pudiésemos simplemente meter nuestro e-Reader en la maleta sin pensarlo dos veces, como si estuviésemos llevándonos la novela de bolsillo o el periódico que pretenden reemplazar este tipo de dispositivos. ¿Animaría esto a más personas a pasar de los formatos analógicos al digital?

Las consecuencias de tener mejores baterías

¿Qué sucedería si en el futuro estas cuestiones dejasen de ser una preocupación? ¿Y si los teléfonos, netbooks, lectores de libros electrónicos y otros dispositivos móviles se pudiesen usar durante días sin tener que cargarlos? Esto supondría un cambio radical en nuestro modo de pensar en los dispositivos móviles y de usarlos.

Hay un millón de casos prácticos más en que esta tecnología podría ser una ventaja, incluyendo redes de sensores, computación desde áreas remotas, diseminación más rápida de noticias desde áreas azotadas por desastres (tanto naturales como humanos) en las que ha habido cortes de corriente, dispositivos para excursionistas, campistas y otros exploradores que pasan semanas apartados de la civilización y, por lo tanto, de la electricidad, servicios móviles basados en la localización que se ejecutan de fondo en smartphones y otros dispositivos móviles personales y, de acuerdo, lo admitimos, la capacidad de usar Twitter todo el día sin tener que recargar.

Para ver los datos técnicos en profundidad sobre esta nueva tecnología de baterías, el MIT Technology Review lo explica todo, desde los cátodos hasta la conductividad, así como los desafíos a los que aún se enfrenta esta revolucionaria tecnología. Lo más destacable es que los científicos aún tienen que averiguar cómo mantener la capacidad.

Tras cinco ciclos de descarga/recarga, las baterías pierden un tercio de su capacidad de almacenamiento original y después de 40/50 ciclos, dejan de funcionar por completo. Sin embargo, si los investigadores son capaces de superar ese último obstáculo y unos pocos más, la nueva tecnología podría ser viable comercialmente algún día. Es demasiado pronto para saber si sucederá realmente, pero como amantes de la tecnología, mantenemos la esperanza.

Original: Sarah Perez

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES