Novedades Tecnología

Apple patenta la iBike

Para tener una bicicleta capaz de exportar datos a nuestro escritorio, tendríamos que invertir como mínimo un par de cientos de euros. Según Patently Apple, nuestra empresa favorita de Cupertino podría estar introduciéndose en el negocio de las bicicletas: las bicicletas inteligentes.

Aplicaciones como MapMyRide pueden ser estupendas para calcular la distancia y la velocidad, pero no hay nada como obtener la información directamente de las piezas móviles de nuestra bicicleta en lugar de depender únicamente de la tecnología GPS. La solicitud de patente, titulada “Sistemas y métodos para integrar un dispositivo electrónico portátil en una bicicleta”, describe un sistema que no sólo interactúa con la propia bicicleta, sino que ayuda a los miembros de un equipo o grupo de ciclistas a comunicarse entre sí.

Patently Apple resumen la patente mencionando que es capaz de medir “velocidad, distancia, tiempo, altitud, elevación, pendiente, descenso, ritmo cardíaco, potencia, marcha de la bicicleta, velocidad del viento, camino recorrido, camino futuro previsto, y ritmo”. Dicen de la patente que es “extraordinariamente detallada y está repleta de variaciones interesantes que el ciclista deportivo apreciará mucho”.

El sistema que propone Apple ofrece varias ventajas sobre los sistemas típicos, como el poder compartir información y estadísticas a tiempo real con otras bicicletas que utilicen el mismo sistema. El sistema de Apple podría proporcionar información a tiempo real a servidores para procesarla y consultarla remotamente. Patently Apple incluso menciona un sistema de manos libres para utilizar comandos por voz y la capacidad de “grabar vídeo, audio o hacer fotografías automáticamente o como respuesta a una instrucción del usuario para reflejar el trayecto y geoetiquetar el contenido multimedia generado para su publicación”.

Aunque la solicitud de patente identifica el iPod y el iPhone como posibles dispositivos, no limita el sistema a éstos, y reconoce las posibilidades para otros tipos de pantalla, incluyendo “una pantalla de cristal líquido (LCD), pantalla de diodo emisor de luz (LED), pantalla de diodo emisor de luz orgánico (OLED), pantalla emisora de electrones con conducción superficial (SED), nanotubos de cristal, pantallas de nanocristales o cualquier otro tipo adecuado de pantalla que se pueda incorporar o acoplar a la bicicleta”.

Este sistema parece el sueño de cualquier ciclista, especialmente los que intenten montar en grandes grupos. Quien haya hecho senderismo en bicicleta con un gran grupo de personas sabrá que puede ser como guiar a una manada de gatos, y un sistema de comunicación con GPS puede ser algo de ensueño. Más allá de eso, la integración con todas las demás aplicaciones y servidores remotos podría ofrecer un sinfín de servicios. ¿Qué tal sería una aplicación que controle las condiciones meteorológicas y altere nuestra ruta para evitar el viento de frente?

¿O una aplicación que controle la velocidad, las marchas, pendiente o el descenso y la velocidad de los pedales para indicarnos qué marcha es mejor usar? ¿Qué tal un sistema OnStar para ciclistas que realice llamadas o envíe alertas si el ciclista tiene un accidente?

Original: Mike Melanson

Traducción: Marco Fernández

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES