e-conomía Novedades Tecnología

iAd: la revolución silenciosa de Apple

Logo iAd - ReadWriteWeb en espanolApple presentó la semana pasada la versión 4.0 del sistema operativo del iPhone, y gran parte de la presentación tenía que ver con una nueva plataforma de publicidad denominada iAd. Apple pronto ofrecerá a los desarrolladores un modo sencillo de incluir anuncios en sus aplicaciones móviles y quedarse con el 60% de los ingresos.

Los analistas financieros especializados en tecnología están perdiendo la cabeza con la noticia; una de las predicciones que aparecieron en los titulares estimaba que esto podría suponer 4.670 millones de dólares (unos 3.430 millones de euros) para Apple. ¿Por qué? Porque la plataforma tiene la capacidad de cambiar la publicidad online más que ninguna otra propuesta desde hace mucho tiempo.

Cullen Wilson ofrece esta explicación en el Austin Startup Blog:

La razón por la que iAd tiene la oportunidad de cambiar el modo de los usuarios de interactuar con los anuncios es simple: El miedo y desconocimiento a la hora de hacer clic en un anuncio desaparecen. Apple va a apoyar con su marca toda una red de publicidad para crear la impresión de que si confiamos en Apple también podemos confiar en estos anuncios. ¿Nos preocupa que se instale malware al hacer clic en un anuncio? ¿Nos fastidia que los anuncios abran una ventana nueva? No hay problema, Apple lo ha resuelto manteniendo estos anuncios dentro de la propia aplicación y vetando todos los anuncios de su red.

iAd me recuerda a dos redes de publicidad de las que ya soy fan: The Deck y Fusion Ads. Sus anuncios tienen un buen diseño, se anuncian en aplicaciones que utilizo y que me encantan, y vetan a todo el mundo en la red antes de aceptarles. Quien haya usado alguna vez los clientes de Twitter gratuitos Tweetie o Twitterrific conocerá estos anuncios.

Si Apple es capaz de convencer a sus usuarios de que es seguro hacer clic en todo lo que lleve el logo de iAd, habrán cambiado por sí solos la idea que tienen los usuarios de la publicidad, lo que supondrá más clics y más dinero para la marca y los desarrolladores.

Lo habrán logrado aprovechando un sistema cerrado, su propia marca, y una plataforma que a sus usuarios ya les encanta (la app store).

Está claro que el iPad está cambiando las experiencias de la gente en cuanto a informática: si salimos con uno entre usuarios no fanáticos de la tecnología tendremos a una nube de desconocidos clamando por ponerle las manos encima. Sin embargo, si Apple es capaz de transformar la publicidad móvil de fastidio a experiencia de confianza y atractiva, sería algo enorme. La plataforma iAd podría tener un mayor impacto sobre la publicidad que el iPad sobre la informática. También podría generar más ingresos.

Wilson señala que aunque muchos se quejan por la naturaleza cerrada de la App Store, ésta es la otra cada de la moneda y vale la pena tenerla en cuenta. Una duda que tengo al respecto es hasta qué punto resultaría escalable el proceso de aceptación en una plataforma de publicidad enorme como ésta. Sin embargo, donde hay dinero que imprimir, hay dinero para pagar a los encargados de examinar los anuncios.

Si la plataforma resulta efectiva y puede hacer que crear aplicaciones sea más viable económicamente, como usuarios podemos celebrar un nuevo mundo de aplicaciones que aparecerán en el futuro. Si Apple es capaz de ofrecer una experiencia de gran calidad en la plataforma iAd, como usuarios podemos celebrar una experiencia menos enojosa que un salvaje oeste de publicidad móvil. Sin embargo, la idea del control total de Apple sobre la plataforma da un poco de miedo, ¿no es así?

¿Qué opinan nuestros lectores sobre iAd? ¿Creen que será efectivo? ¿Revolucionario? ¿Creen que es justo?

Original: Marshall Kirkpatrick

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES