TICbeat LAB

¿Qué tipo de liderazgo es el más eficaz en las empresas?

Los tipos de liderazgo más eficaces en las empresas
Escrito por Juan Carballo

Una encuesta señala que los perfiles directivos tienden a sobrevalorarse a sí mismos. Repasamos los tipos de líderes, sus fortalezas y debilidades.

Después de cuatro años como director general de la sucursal en Hong Kong de una importante compañía de juguetes europea, “Fabian” aceptó participar en una encuesta sobre liderazgo. La pesquisa la llevó a cabo Hay Group, una firma internacional de recursos humanos, y comparó la imagen que este directivo tenía de sí mismo con la que tenían sobre él sus jefes y empleados.

El resultado de la encuesta fue revelador. A todos nos gusta pensar que somos buenos jefes, que ejercemos autoridad al mismo tiempo que inspiramos a nuestro equipo, pero es muy difícil conocer la impresión que otros tienen de nosotros. De hecho, la encuesta de Hay Grupo contó con una muestra de 1.214 participantes y las conclusiones fueron claras: los perfiles directivos tienden a sobrevalorarse a sí mismos.

Este estudio se basa en el trabajo de los investigadores George Litwin y Robert Stringer, dos psicólogos de Harvard con una larga trayectoria en el campo de la psicología organizacional. Gracias a su trabajo podemos identificar los seis perfiles de líderes más eficaces.

  • Los jefes coactivos son aquellos que recurren a la coacción, es decir, que apremian u obligan a sus empleados a hacer alguna tarea determinada. Los responsables de las empresas con este perfil tienden a dar órdenes y a no aceptar un “no” por respuesta. Algunas personas pueden sentirse poco respetadas por este tipo de rol y, como consecuencia, su sentido de la responsabilidad desaparece.
  • Los jefes autoritarios proporcionan a su equipo una visión y un liderazgo a largo plazo. Este perfil tiende a inspirar a su personal, haciéndoles partícipes de los éxitos y fracasos de la empresa y también insistiendo en que su papel dentro de la organización es muy importante.
  • El estilo afiliativo aporta confianza y armonía en la relación entre jefes y empleados. El objetivo es crear un ambiente de trabajo cálido y cercano, apostando por conceptos como “las personas son lo primero” en lugar del “haz lo que te digo” típico de los superiores coactivos. Consiste en gestionar diferentes lazos afectivos para que se establezcan relaciones leales en el contexto laboral.
  • El jefe democrático es aquel que invierte tiempo fomentando la confianza, el respeto y el compromiso de su equipo. Estos líderes escuchan y discuten, de manera que todos se sienten involucrados en las decisiones de la empresa. Este estilo exige cierta flexibilidad y responsabilidad, de lo contrario puede degenerar en reuniones interminables y en trabajadores confusos. Estos planteamientos pueden incluso provocar conflictos internos si no se implementan adecuadamente.
  • Los jefes imitativos establecen un estándar de trabajo al que los otros miembros del equipo tienen que adaptarse. Este estilo promueve un desempeño laboral muy alto donde la gran obsesión es hacer todo mejor y mucho más rápido. Aunque funciona como un dinamizador de trabajadores, el abuso puede acabar destruyendo a los equipos por la presión y la exigencia del líder.
  • Por último, el jefe entrenador es el que se centra en el crecimiento profesional de los empleados. Animan a su equipo a establecer objetivos claros a largo plazo y ayudan a crear un plan de acción. Para llevar a cabo su misión, estos líderes establecen acuerdos con sus subordinados respecto a su rol y a sus responsabilidades, ofreciendo siempre orientación en perjuicio de la rapidez.

Qué es un CV interactivo y las mejores páginas para crearlo

Ninguno de estos perfiles es necesariamente mejor o peor que los otros. Todos tienen ventajas y desventajas. Por regla general, los directivos y jefes no pertenecen a un solo grupo, todos tienen rasgos de diferentes estilos.

“Fabian”, el director de la compañía de juguetes, se evaluó a sí mismo como un 55% coactivo y un 79% autoritario. Sin embargo, sus empleados apenas le otorgaron un 9% coactivo y un 42% autoritario. “No solo mi personal me ve como un líder menos inspirador de lo que me gustaría ser, incluso mis propias respuestas reflejaron una imagen diferente de mí mismo” dijo Fabian.

[Fuente:inc]

Sobre el autor de este artículo

Juan Carballo

Periodista de formación, curioso hasta la médula. Mi interés por la tecnología me viene de lejos, cuántas veces desconfiguré y arruiné aquel IBM de mi infancia buscando respuestas a la magia de la informática. Hoy sigo igual, pero esta vez mi objetivo es compartir esta pasión con vosotros y seguir aquí en la brecha.

  • Enrique

    👍🏽👍🏽👍🏽👍🏽👍🏽