TICbeat LAB

Las 5 preguntas que siempre te harán en una entrevista de trabajo

Las 5 preguntas que siempre te harán en una entrevista de trabajo
Escrito por Autor Invitado

Entre todas las preguntas que suelen hacerse durante una entrevista de trabajo, siempre hay cierto número de ellas, que se repiten.

Y en este caso, vamos a repasar las 5 cuestiones que se plantean con mayor frecuencia, entrando en cuál sería la mejor forma de responderlas, y qué es exactamente lo que buscan los entrevistadores averiguar.

¿Por qué deberíamos contratarte?

Cuando alguien te hace esta pregunta complicada como esta en una entrevista para un puesto de trabajo, es porque ya sabe que tipo de formación académica tienes, cuál es tu experiencia profesional, y ya ha obtenido algo de información sobre tu personalidad. En ese momento es cuando debe hacerse esta pregunta, ya que el entrevistador va a poder comparar la idea que se ha creado de ti, con la que tu puedas transmitirle.

Pero no acaba ahí la cosa, ya que gracias a tu respuesta, también van a averiguar si has acudido a la entrevista sabiendo lo suficiente sobre el puesto de trabajo y la empresa, o por el contrario,  no te has molestado en invertir algo de tiempo para informarte. Cosa que puede entenderse como una falta de respeto y profesionalidad.

Lo que debes hacer: debes entender cuál es el candidato ideal que busca la empresa, y analizar que experiencia, competencias y conocimientos tienes, que se ajusten a lo que ellos están buscando. Si lo haces, únicamente tendrás que transmitirles todo lo que tu tienes, y que la empresa necesita.

Refuérzalo con ejemplos reales: “He desarrollado el Frontend de 5 tiendas online, durante el último año”, “El mes pasado publiqué mi propia app, con muy buenos resultados”, “En la última empresa donde trabajé, tuve la oportunidad de dirigir el departamento comercial y aumentar sus ventas en un 12%”…

¿Qué te gustaba menos de tu anterior trabajo?

Si dices algo de tu anterior trabajo que no te gustaba, y coincide con las tareas que vas a tener que realizar en este nuevo empleo. No hace falta que te diga, que empiezas con mal pie. Esta es precisamente una de las conocidas como “killer questions”, ya que dependiendo de tu respuesta, puede ser que tu mismo te saques del proceso de selección.

No entres en críticas a tus anteriores compañeros, jefes o empresa. Todo lo que sean sentimientos, u opiniones personales, es mejor que te las guardes.

Si la nueva empresa donde vas a entrevistarte pertenece al mismo sector que la anterior, y se trata de un puesto similar. Tampoco es oportuno que critiques las exigencias y condiciones que se piden para ese trabajo. No puedes decir que te molestaba llevar el casco o las gafas protectoras, que empezabas el día medio dormido, que no soportabas hacer horas extra, o que hacer la caja al final del día, se convertía en un suplicio. Ya que si ese tipo de cosas, son las que van a pedirte en esta nueva empresa, lo que estarás haciendo, es descartarte a ti mismo.

Lo que debes hacer: tus quejas o tus críticas, debes expresarlas de un modo generalista y sin entrar en detalles que te perjudiquen. Puedes mencionar que esta oferta de empleo te parece una mejor opción para seguir progresando en tu carrera profesional, que tu anterior trabajo se convirtió en algo monótono por la poca variedad de proyectos que os entraban, que los productos que vendías se habían quedado anticuados y te gustaría vender algo más novedoso, etc.

¿Por qué te has interesado por trabajar aquí?

En este momento, el entrevistador quiere saber si te has tomado tiempo para revisar la oferta de empleo que han publicado, además de si conoces la empresa, y a lo que se dedican. Si te hacen esta pregunta, y realmente no sientes un interés especial por ese empleo, es algo que se va a notar. Así que es mejor, presentarse a ofertas de trabajo que realmente te interesen y dedicar el tiempo suficiente, para preparar la entrevista.

Demuestra que les conoces y que tienes un interés real por ese puesto. Habla a tu interlocutor, de como te gustaría vender ese nuevo producto que han desarrollado, de lo buena que fue su última campaña publicitaria y de como, tu mismo, has creado algunas de éxito. Háblale sobre tu preparación o experiencia, y por ejemplo: de como esas competencias, te hacen el candidato perfecto para llevar las campañas de SEO de sus clientes.

Lo que debes hacer: Lo principal, es que demuestres que estás ahí porque sabes lo que haces. Que conoces a la empresa y que sabes a que tipo de trabajo te has presentado. A partir de ahí, debes aplicar tu propia habilidad, para introducir en tus respuestas, esos detalles sobre tus estudios o experiencia profesional, que te hacen ser el candidato que necesitan.

¿Qué metas te planteas para el futuro?

Los entrevistadores que hacen esta pregunta, quieren saber si el candidato cuenta con un plan para su carrera profesional. Si se ha planteado alguna meta para el futuro, y en definitiva, si es una persona ambiciosa y proactiva, que podría quedarse en su empresa por un largo período de tiempo para trabajar duro y llegar a esas metas que se ha marcado.

Si tienes planes para ir superándote y mejorando en tu carrera, es muy probable que hagas un buen trabajo si te contratan. Así que muestra que tienes ganas de trabajar, y que te ilusiona ser entrevistado para cubrir ese puesto.

Al mencionar ese plan a 5 años vista, debes incluir aquellas metas que estén relacionadas con el puesto de trabajo que estás solicitando. No puedes decir que tras ese período de tiempo, te gustaría ser Director Comercial, si el puesto al que te presentas es de programador.

Lo que debes hacer: Se todo lo sincero que puedas, pero sin llegar a perjudicarte. Mantén tu respuesta bastante general, para no crear la duda de si serías una buena incorporación para la empresa. Demuestra que sabes comprometerte con la compañía, y que estás dispuesto a quedarte en ella, e ir avanzando en tu carrera, si finalmente te contratan.

¿Qué salario crees que deberías ganar?

Hay varias razones por las que un profesional de RR. HH. puede plantearte esta pregunta, pero siempre es una buena señal que te la hagan, ya que puede significar que realmente están interesados en que entres a trabajar en su empresa.

De las preguntas frecuentes que pueden hacerte en una entrevista, esta es una de las que deberías llevar mejor preparada. Investiga qué se está pagando en puestos de trabajo iguales al que tu estás solicitando.

Lo que debes hacer: Se consciente de cual es el tamaño de la empresa, e intenta no decir una cifra exacta. Si te atreves a decir una cantidad concreta, que no sea algo fijo e inamovible, es mejor que te muevas en una horquilla salarial, que decir un número exacto. Hay menos margen de error, y deja la puerta abierta a la negociación.

Puedes sentir la tentación de decir la cifra más baja posible, para aumentar tus posibilidades de ser contratado. Pero, aunque pueda parecerte buena idea, para superar al resto de candidatos. El entrevistador podría entender que si quieres cobrar menos que la media, tu trabajo también estará por debajo de la media, y empiece a pensar, que tal vez no eres la persona indicada.

El autor de este artículo es Javier Rico, Técnico en formación y orientación laboral. Autor de La entrevista de trabajo y apasionado blogger.

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado

  • Hoster

    20 años llevo en esto de los recursos humanos y, la verdad, son 5 preguntas que jamás he hecho.

    Y, en mi opinión, cada vez tienen menos valor las respuestas a preguntas genéricas como éstas que se plantean en el artículo.

    Por un lado las respuestas pueden ser artificiales si quien sea lleva ya unas respuestas preparadas tras leer este y otros blogs o asistir a algunas charlas donde también dicen cosas similares o por otro lado puede ser que las respuestas sean poco interesantes dado el estado actual del mercado laboral con millones de personas desempleadas y desesperadas (este es el punto clave, la desesperación) que más bien tira a todo empleo que se cruza en su camino y de quienes los profesionales de los RR.HH. no deberíamos esperar grandes ponencias en sus entrevistas de trabajo.
    Somos “nosotros” los profesionales de las entrevistas de trabajo, no los entrevistados, por tanto, exijámonos a nuestro gremio una mayor profesionalidad, y una mayor “humanidad”, para desarrollar nuestra labor de identificar el valor que cada persona aporta a las necesidades que necesita cubrir la empresa.
    En mi opinión debería parar esta continua presencia de mensajes como el que saco de este post, que siento que causan sentimiento de culpa entre quienes buscan empleo porque parece que si no lo encuentran es porque no saben prepararse bien una entrevista de trabajo.
    He formado personas analfabetas (sin saber leer ni escribir) para trabajos de altísima responsabilidad que trabajan para empresas multinacionales de primera línea, y están desarrollando sus trabajos a la perfección, y alguna ocupa puestos de mando una vez que ha aprendido a escribir su nombre, apellidos y teléfono, y cobrando los salarios establecidos para el tipo de trabajo que desarrollan (que no son bajos, precisamente), sin que su condición de analfabetismo les haya mermado su salario ni su posibilidad de desarrollo profesional en lo que hacen, siendo personas felices en sus empleos y formando parte de empresas que están, como es de entender dado que los siguen teniendo en estos puestos, satisfechas con el trabajo que realizan. ¿Hubieran pasado la entrevista de trabajo que plantea este post?
    Un saludo.