Cosas que puedes hacer con un pendrive USB y seguro no sabías

Escrito por Rubén Andrés

Es muy probable que nunca te lo hayas planteado, pero ¿te has dado cuenta de la cantidad de cosas que puedes hacer con un pendrive y de lo increíblemente versátiles que pueden llegar a ser?

Con los años se han mejorado los encapsulados de los chips y se han conseguido capacidades cada vez mayores, y no es raro que ahora puedas llevar más capacidad de almacenamiento en el bolsillo que la que tenía tu ordenador hace algunos años.

IBM alerta: si tienes esta memoria USB, destrúyela cuanto antes

Los pendrives o llaves USB te permiten llevar los datos de un ordenador a otro de una forma sencilla, pero puedes hacer mucho más que simplemente llevar tus archivos de un lugar a otro.

Ejecutar distros Linux, hackear tu PC o compartir tus datos con tu smartphone Android son algunas de las curiosidades que puedes hacer con un pendrive.

Pulsa en Siguiente y descubre algunos de los mejores trucos y curiosidades que puedes hacer con una llave USB, y que muy probablemente nunca se te habían pasado por la cabeza.

Acelera tu PC con Readyboost

Si tu ordenador de sobremesa o portátil no cuenta con la suficiente memoria RAM—qué demonios, ¡Nunca se tiene suficiente memoria RAM! —, puedes utilizar una llave USB como memoria RAM virtual para acelerar tu ordenador.

La tecnología Readyboost no es algo nuevo. De hecho, se presentó junto al desafortunado Windows Vista y se ha mantenido vigente en las sucesivas versiones de Windows hasta la actual Windows 10.

Para activarla no necesitarás instalar ningún tipo de software, aunque sí necesitarás preparar la llave USB para mejorar el rendimiento de tu PC.

Windows 10 y Windows 10 S: ¿en qué se diferencian?

Para hacerlo solo tendrás que conectar tu pendrive vacío, teniendo en cuenta que podrías perder algún dato en el proceso. Después, haz clic con el botón derecho del ratón sobre él y elige la opción Propiedades.

En el cuadro que aparece, accede a la pestaña ReadyBoost y marca la casilla Usar este dispositivo.

Después, mueve el control deslizante o escribe en el cuadro de su derecha la cantidad de espacio de tu pendrive que vas a utilizar para acelerar tu PC y haz clic en Aplicar. Por cuestiones de seguridad, ese espacio se formateará y se mantendrá oculto y cifrado, por lo que no podrás acceder a él. El resto del espacio que no utilice ReadyBoost sí que podrás utilizarlo como almacenamiento.

Ahora tu ordenador contará con un refuerzo extra a la hora de iniciar nuevos programas o funcionará con más fluidez en las aplicaciones que más recursos necesitan.

Asegura tus datos con BitLocker

La movilidad inherente en los pendrives conlleva un cierto riesgo de pérdida ya que, dado su pequeño tamaño, es relativamente sencillo perderlo, que se caiga por accidente del bolsillo o que te lo dejes olvidado en el último ordenador que has utilizado.

Esto hace que cualquiera pueda ver los datos que contiene tu pendrive con solo conectarlo al puerto USB de un ordenador. La mejor forma de evitarlo es blindar tu pendrive cifrando los datos que contiene.

Windows incluye de forma nativa BitLocker, un sistema de cifrado con contraseña para unidades de disco y USB. Activar BitLocker en tu pendrive es muy sencillo.

Comienza por conectar el pendrive a tu equipo y accede al panel de control de Windows. Allí, en el apartado Sistema y seguridad, encontrarás las opciones de Cifrado de unidad BitLocker.

Cómo proteger tu pendrive con contraseña

Accede a esta sección y busca tu pendrive entre las unidades conectadas. A su derecha encontrarás el enlace Activar Bitlocker. Pulsa sobre él para activar el cifrado en esa unidad.

Tras unos segundos, se muestra el cuadro de configuración de la unidad. En este cuadro, marca la casilla Usar una contraseña para desbloquear la unidad y escribe y confirma una contraseña lo suficientemente segura.

Después, elige si quieres que esa contraseña quede vinculada a tu cuenta de Microsoft o prefieres cualquiera de los otros métodos de recuperación que te ofrece Windows. En el siguiente paso te pedirá que elijas entre cifrar solo el espacio que ocupes en tu pendrive, o cifrarlo completamente sin tener en cuenta el espacio usado. Continúa con el asistente haciendo clic en Siguiente.

Por último, pulsa sobre el botón Iniciar cifrado para asegurar la privacidad de los archivos que lleves en tu memoria USB. Si no has cerrado la ventana del panel de control, verás que ahora aparecen junto a tu unidad USB cifrada diversas opciones para recuperar tu contraseña o configurar el cifrado de la unidad.

Cuando conectes tu pendrive en un ordenador que no sea el tuyo, su icono incluirá un candado cerrado, indicando que está cifrado y no se puede acceder a su contenido si no se conoce la contraseña. Haz doble clic sobre él y se mostrará un cuadro solicitándote la contraseña. Al escribir la contraseña correcta la unidad se desbloqueará y podrás copiar, mover o abrir libremente cualquier archivo o carpeta de su interior.

De ese modo podrás proteger los archivos que llevas en tu pendrive ya que, aunque pierdas tu memoria USB, nadie podrá acceder a tus archivos cifrados con BitLocker sin la contraseña correcta.

Prueba una distro Linux

Otro de los trucos y curiosidades que puedes hacer con un pendrive es crear una unidad USB ejecutable en una unida USB desde la que poder ejecutar cualquier distribución o herramienta Linux, sin tener que instalarla en el disco duro del ordenador.

Esto te servirá para probar nuevas distros de Linux, reparar tu ordenador, realizar pruebas de funcionamiento o, por qué no, para usar tu propio sistema operativo allá donde vayas.

Existen decenas de programas con los que crear una unidad USB ejecutable, pero tal vez una de las más sencillas de usar sea Linux Live USB Creator.

Con esta herramienta, solo tendrás que conectar la unidad USB a tu ordenador y seleccionarla en el paso 1 de Linux Live USB Creator.

MOOCs y cursos online gratis de la Fundación Linux

Después, en el paso 2, selecciona el archivo ISO de la distro que quieres utilizar en el USB, o el disco DVD o selecciona la opción Descargar para elegir la distro en la lista de distribuciones compatibles y haz clic en Automáticamente para descargar los archivos necesarios a tu ordenador.

Observa que a medida que vas configurando nuevos pasos, la luz del semáforo de la esquina inferior derecha de cada paso se va iluminando en verde como indicativo que la configuración es correcta.

Por último, haz clic sobre el rayo del paso 5 y el proceso de creación de la unidad se iniciará.

Después solo tendrás que reiniciar el ordenador y arrancar desde la unidad USB, en lugar de hacerlo desde el disco duro interno como haces habitualmente.

Llevas tus apps portables siempre contigo

Los programas portables son aquellos que no necesitan de una instalación en el disco duro de tu ordenador, sino que están modificados para ejecutarse directamente desde la carpeta que contiene el ejecutable de la aplicación.

Esto los convierte en una herramienta muy eficaz ya que podrás ejecutarlos directamente desde tu llave USB sin tener que instalar nada en el ordenador que estés utilizando, permitiéndote llevar tus programas habituales siempre contigo.

Desde la página de PortableApps puedes descargar todo lo necesario para convertir una llave USB en un completo repositorio de software libre que no necesitará ser instalado y que podrás mantener siempre actualizado de forma sencilla.

Los discos duros externos más demandados

Al ejecutar la aplicación instaladora de PortableApps puedes seleccionar tu unida USB como destino y seleccionar los programas portables que quieres instalar en ella.

Para ello, solo tendrás que marcarlos en la lista de programas que te mostrará.

Después, podrás ejecutar estos programas desde el menú personalizable de programas de tu USB que se mostrarán al insertar tu unidad USB en cualquier ordenador.

Bloquea tu PC con un pendrive

Puedes usar una llave USB para bloquear tu ordenador mientras tú no estás presente, de forma que el puerto USB de tu ordenador se convierte en una cerradura de seguridad para tus archivos.

Para ello necesitas la ayuda de Predator, un programa que convertirá tu llave USB en una llave de seguridad para tu PC, de forma que mientras que esa unidad USB no esté insertada en el ordenador, éste permanecerá bloqueado.

La configuración es muy sencilla y bastará con instalar Predator en tu PC y establecer una contraseña cuando el programa te la pida y establecer qué llave USB se registrará en el programa para que actúe como llave de bloqueo.

Cómo quitar la contraseña de inicio en Windows 10

Tras esto, el programa estará listo para bloquear tu ordenador cuando se desconecte la unidad elegida, haciendo imposible su uso si no está conectada.

Desinfecta tu PC infectado por virus con un USB

Si crees que tu ordenador puede estar infectado por algún virus y no puedes iniciar el sistema operativo con normalidad, una llave USB puede ser la solución para eliminar ese virus y recuperar los archivos de tu ordenador.

Este proceso de desinfección y recuperación del sistema operativo utilizando un disco de rescate desde una llave USB, funciona gracias a la creación de una unidad USB ejecutable similar a las que ya te hemos enseña a crear antes en el caso de las distros de GNU/Linux, aunque en esta ocasión, en lugar de ejecutar una distro Linux, se ejecuta un entorno de desinfección y recuperación del sistema.

Empresas de seguridad como Kaspersky o AVG ofrecen de forma gratuita este tipo de discos de rescate de tu sistema, así como una información muy completa sobre cómo crear y utilizar este tipo unidades USB para desinfectar tu ordenador.

En la mayoría de los casos, bastará con descargar el archivo ISO que contiene el entorno de rescate y utilizar un programa como Linux Live USB Creator para crear una unidad USB ejecutable, tal y como ya te hemos contado.

Algunas de estas herramientas incluyen su propio creador de unidades USB ejecutables.

Conecta un pendrive a tu smartphone o tablet

Un truco que te resultará muy útil para cuando ya no cabe ni una sola foto más en la memoria interna de tu smartphone o tablet Android, es utilizar una unidad USB para mover algunas de esas fotos y liberar espacio en la memoria interna de tu smartphone.

También puedes conectar una memoria USB para alojar archivos grandes, como por ejemplo vídeos, y verlos en tu dispositivo móvil sin que te ocupen toda la memoria interna.

Para ello solo necesitarás un adaptador USB OTG para conectar una llave USB a tu smartphone o tablet y que el dispositivo sea compatible con este sistema de transmisión, algo que es bastante habitual en los móviles actuales.

USB OTG: Conecta dispositivos USB en tu smartphone o tablet

Una vez conectado el adaptador y la unidad USB a tu Android, deberás utilizar un explorador de archivos para acceder a tu llave USB, tal y como lo harías para acceder a cualquier carpeta de la memoria interna. Si no tienes instalado un explorador de archivos en tu dispositivo, puedes descargar alguno de los exploradores de archivos gratuitos que encontrarás en Google Play.

Una vez instalado el explorador de archivos, podrás acceder a la memoria USB que has conectado y abrir los documentos y archivos que contiene.

Artículo publicado en Computerhoy