TICbeat LAB

Cómo darse de alta como autónomo, paso a paso

alta autonomo paso paso
Escrito por Óscar Condés

Darse de alta en el régimen de autónomos es un proceso relativamente complejo pero que se puede llevar a cabo sin problemas siguiendo los pasos que os vamos a contar.

A consecuencia de la crisis, el número de autónomos sufrió un duro varapalo en España, puesto que se cerraron multitud de negocios, y es bien sabido que gran parte del tejido empresarial español ha venido sustentándose en las pequeñas y medianas empresas. Sin embargo, en los últimos años, buena parte de la recuperación que se ha venido anunciando ha partido del aumento en el número de autónomos, que ha crecido desde los 1.909.916 inscritos en el RETA, según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, a 31 de diciembre de 2012 (que es cuando se registró la mayor caída), hasta los 1.959.613 registrados a finales de 2015.

En términos anuales la ganancia el año pasado fue del 0,76%, algo inferior a la registrada en 2014 (donde el número de autónomos se incrementó en un 1,43%), y desde algunos colectivos de trabajadores autónomos se sigue acusando a la Administración de no haber hecho lo suficiente a nivel legislativo para fomentar la figura del trabajador autónomo.

En cualquier caso, la tendencia sigue siendo positiva y buena parte del crecimiento se debe a que, ante la incertidumbre económica, emprender se ha convertido en una salida para aquellos que desean acceder al mercado laboral, aunque no son desdeñables otros factores como que muchas empresas han recurrido a la figura del falso autónomo para contratar trabajadores, ya que esta argucia les ahorra costes.

En cualquier caso, antes de continuar es necesario recordar que el trabajador autónomo es aquel que realiza una actividad laboral de forma lucrativa, habitual, personal y directa. La actividad que realiza debe ser independiente y, aunque reciba una remuneración, en ningún caso debería ser una cantidad fija mensual (salvo en el caso de la figura del autónomo económicamente dependiente).

Si trabajas como freelance, no es obligatorio darse de alta

Para comenzar la actividad profesional, ya seas un diseñador o traductor (cuyo trabajo no implica, en teoría, una gran “infraestructura”), o un emprendedor que quiere montar una startup (aspirante a convertirse en un negocio rompedor), es necesario realizar unos primeros pasos legales más o menos comunes. Por supuesto, la manera más sencilla es recurrir a una asesoría que se encargue de todos los trámites, en cuyo caso recomendamos acudir a una que haya sido reconocida como PAE, Punto de Atención al Emprendedor, donde se encargan de facilitar la creación de nuevas empresas, prestando de servicios de información, tramitación de documentación, asesoramiento, formación y apoyo a la financiación empresarial.

Esto será especialmente necesario si nuestra idea implica montar una empresa en forma de sociedad (en principio limitada), tarea que sí exige conocer una serie de cuestiones bastante complejas cuanto más lo sea la empresa. Sin embargo, si vamos a darnos de alta para realizar una actividad profesional individual y “sencilla”, es relativamente fácil hacerlo por nuestra cuenta, al menos por lo que se refiere a los trámites a realizar ante los dos organismos más importantes: La Agencia Tributaria y la Seguridad Social.

Sobre el autor de este artículo

Óscar Condés

Periodista todoterreno especializado en tecnología y con una amplia experiencia en medios de comunicación. Fotógrafo, realizador, bloguero, viajero y apasionado por la tecnología desde la era analógica. Asistiendo en primera línea de trinchera a los cambios de la revolución digital.