TICbeat LAB

5 claves para mejorar la tasa de rebote de tu página web

¿Sabes cómo reducir la tasa de rebote de tu página web?

¿Sabes lo qué es la tasa de rebote? Se trata del porcentaje que te indica cuándo un usuario abandona en pocos segundos tu página web sin navegar por ella o consumir sus contenidos. Existen diferentes medidas para lograr reducirla.

Malas noticias si tu web tiene una tasa de rebote alta. El hecho de que esto suceda parte de que el diseño que has elegido no es propicio, la usabilidad es mala y la navegación poco intuitiva, por lo que los usuarios tienen una experiencia negativa que los impulsa a abandonar el sitio. Otra opción es que tu dominio o tu web no ofrezcan la respuesta a la demanda de los internautas o que los usuarios quieran consultar una información puntual que les lleve pocos segundos.

Las mejores páginas con themes y plantillas para WordPress

¿Cuándo aumenta la tasa de rebote? Si alguien entra en tu web y la abandona antes de que pasen 30 segundos, este índice se incrementa. El hecho de que Google Analytics cifre nuestra tasa de rebote con un porcentaje alto puede implicar una reputación negativa, tasas de conversión inexistentes y un fallo en la planificación de los contenidos o en la estructura de tu web. Esto puede suceder por varios motivos.

Razones por las que tu web tiene una elevada tasa de rebote

  1. Porque tu web no ha resuelto la duda o la búsqueda del visitante.
  2. Porque la página que ha visto no le ha generado confianza.
  3. Porque no le queda claro lo que ofrece la web o el menú de navegación y por tanto, la abandona.
  4. Porque al usuario no le gusta el diseño ni le resulta limpio o cómodo.
  5. Porque se acciona automáticamente un formato de audio o vídeo invasivo y molesto en la navegabilidad.
  6. Por la velocidad de la página. Si la carga es lenta, la tasa de rebote crece.
  7. Si el usuario accede desde su smartphone y la web carece de diseño responsive, el internauta huye.

5 claves para mejorar y reducir la tasa de rebote

Atiende a los siguientes puntos para que tu tasa de rebote descienda:

  • Si tu página web únicamente tiene una sola página estática probablemente tengas una tasa de rebote alta. Analytics no registra varias páginas vistas a menos que los usuarios vuelvan a cargar la página. En tal caso, habla con tu desarrollador y tus diseñadores para valorar el dotar de más secciones a la página. 
  • Según Google Analytics, si tu sitio consta de varias páginas pero aun así registra un porcentaje de rebote elevado, es recomendable que compruebes si has incluido el código de seguimiento en todas las páginas.
  • Dedica tus esfuerzos a la mejora constante del diseño, haciéndolo intuitivo, limpio y eficaz, acorde con tu imagen corporativa. Cambia las palabras clave y las descripciones para reflejar con mayor precisión el contenido de la página. El SEO es fundamental para que tu página tenga un posicionamiento óptimo en buscadores y llegue a los usuarios que la busquen.
  • Realiza diversas acciones de marketing para aumentar el tráfico a tu web. Crea contenidos originales y de valor, compartiéndolos a través de redes sociales e email-marketing. Contar con un blog y una buena estrategia de contenidos te ayudará mucho a que la tasa de rebote descienda.
  • Realiza una evaluación de tu trabajo a posteriori, dejando transcurrir un tiempo. En la monitorización de resultados es fundamental pautar objetivos y recopilar todos los datos necesarios antes de tomar decisiones e implementar cambios. 

Vía | Infoautónomos

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.