TICbeat LAB

5 claves para diseñar el logotipo de tu empresa

Te damos cinco ideas para diseñar el logotipo de tu empresa

El logotipo es, junto al nombre de tu empresa, uno de los elementos más importantes de tu identidad corporativa. ¿No sabes por dónde empezar a crear su diseño? Te aportamos cinco claves muy útiles para ello.

La primera cosa en la que reparan tus clientes es el nombre de tu empresa y por supuesto, en el logotipo.Este es una parte fundamental de la imagen empresarial que proyectas en el mercado. Tanto a la hora de rediseñarlo como de crearlo desde cero, es importante tener en cuenta varios aspectos importantes, con el objetivo de que este pueda representar tus valores de marca y condensar la esencia de tu actividad empresarial. 

10 consejos para elegir un nombre ideal para tu pyme

Debes tener en cuenta que el logotipo no se trata de un elemento aislado, sino que debe estar integrado en tu estrategia de marketing y ser coherente con el resto de contenidos de tu imagen corporativa. Tus redes sociales, el diseño de tu página web, los colores de tu identidad de marca o los formatos que utilices para difundir tus contenidos deben apostar por la interconexión y estar alineados para resultar más efectivos y sólidos en la mente de tu público.

Si quieres conseguir un logotipo que deslumbre y cautive a tus seguidores, fácil de recordar y con una alta dosis de originalidad -la cual puedes contrastar en páginas web como Logo Thief para evitar los plagios-, atiende a las siguientes recomendaciones.

Cómo conseguir un logotipo exitoso para tu marca

  • Simplicidad: Este concepto es una de las claves más importantes del diseño de logos. Los símbolos deben basarse en un concepto concreto, y serán más fáciles de visualizar y memorizar si tienen elementos estéticos fácilmente digeribles. Esto también se aplica a la cuestión cromática, ya que es complicado encontrar logotipos famosos de éxito que tengan más de dos o tres colores. Incluye algo diferente que la haga destacar. ¿Recordarías igual la manzana del icono Apple si no tuviese el mordisco?
  • Estudia el simbolismo y las percepciones que despiertan colores y formas geométricas: Los colores y las formas no son arbitrarios y despiertan diferentes sensaciones en los consumidores. Por ejemplo, el rojo tiene connotaciones de peligro, energía o vivacidad, mientras que el blanco denota fuerza y simplicidad o el verde se relaciona con el cuidado, la naturaleza y la salud. Cada color tiene una implicación diferente y puede aportar matices muy diversos a tu mensaje, por lo que debes asegurarte de transmitir aquello que deseas. Por otra parte, estudiar las teorías de la Gestalt puede resultarte de gran ayuda en lo tocante a las líneas curvas y rectas y sus asociaciones para la creación de tu logotipo.
  • Entiende tu marca: Además de una imagen, el logotipo es una introducción visual, una invitación a conocer las labores de tu empresa, orientadas a un público específico que debes conocer a fondo antes de elaborar el diseño. ¿Qué función quieres que desempeñe este elemento estético? ¿Destacar la utilidad de tus productos, evocar emociones en el cliente, inducir nuevas necesidades, despertar su curiosidad? Aprende sobre neuromarketing para conocer en profundidad las reacciones posibles de tu público. Además, recuerda que debe haber un significado tras el logo. Por ejemplo, el de Wikipedia, es un mundo de piezas sin terminar cubiertas con glifos de diferentes sistemas de escritura, alusivo a su ideología de marca.
  • Las buenas historias triunfan: Los logotipos más icónicos del mercado tienen detrás una historia potente, responsable de su éxito. Por ponerte varios ejemplos, el diseñador de Nike generó un logo capaz de visualizar el movimiento de un zapato. Audi, representa cuatro marcas de la empresa relacionadas entre sí y Puma apuesta por una visualización del nombre, junto con un puma saltando. Piensa seriamente en cuáles son las características clave de tu marca para saber cómo quieres incluirlas en el logotipo. Puede que prefieras resultar imponente y sofisticado, o juvenil y amigable. Todo depende de tu producto y de tu filosofía de marca. 
  • La tipografía es importante: Si tu logotipo incluye letras, ya sea el nombre de tu empresa o sus iniciales, estudiar las fuentes, su tamaño y su adaptación al medio digital o a los dispositivos móviles es fundamental. Utiliza el espacio negativo, modifica a tu gusto fuentes ya creadas a través de págjnas como Font Squirrel o HypeForType o genera tu propia fuente personalizada, como hacen marcas como Coca Cola. Cuando todo lo demás falla, la fuente Helvetica es una de las alternativas más exitosas. 

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.