Innovación

Xesol Innovation, tecnología inteligente al volante con sello gallego

Xesol Innovation, la tecnología gallega de conducción inteligente que puede plantar cara a Elon Musk

La startup viguesa Xesol Innovation ha lanzado al mercado un asistente a la conducción capaz de detectar peatones, señales y las líneas de la carretera. La compañía prepara su salida a la Bolsa de Londres y aspira a ser competidor directo de gigantes como Tesla.

La era de la movilidad sostenible, eléctrica y autónoma ya ha comenzado: coches como Waymo de Google, proyectos archiconocidos como el de Tesla y el afán de optimizar el mundo del transporte para una mejor eficiencia energética y una conducción más inteligente y conectada van poco a poco penetrando en el ecosistema empresarial, esperándose enormes movimientos de capital para los próximos tiempos.

Ahora, una startup “made in Galicia” tiene entre sus objetivos proporcionar toda clase de soluciones inteligentes destinadas a facilitar la experiencia al volante. Se llaman Xesol Innovation y quieren estar a la altura de competidores internacionales como la israelí Mobileye y Tesla, la compañía de Elon Musk.

10 cosas que seguramente no sabías sobre Elon Musk

¿Qué proporciona Xesol Innovation? Nacida en Vigo en 2012, esta empresa tecnológica tiene ya 24 empleados en plantilla, 60 accionistas y dos sedes más -una en Ourense y otra en Campus Madrid-. Con su infraestructura ya consolidada acaban de salir a lo grande al mercado.

Su CEO y promotor, José Nogueira Badiola anunciaba que pronto pretenden salir a finales de año a la bolsa de Londres. La startuo destina sus esfuerzos al desarrollo de sofware (Saas) comercializado como soluciones inteligentes para el sector de la movilidad sostenible. 

Abanico de soluciones inteligentes: desde la biometría a la visión artificial

Los propósitos de Xesol Innovation pasan por reducir los índices de siniestralidad en carretera y contribuir a la sostenibilidad. Para ello, han desarrollado con algoritmos propios de inteligencia artificial un completo sistema ADAS (Advanced Driver Assistende System) capaz de monitorizar el entorno gracias a tres cámaras de visión artificial, avisando al conductor, mediante señales visuales y acústicas, de cualquier situación de riesgo como la presencia de peatones o bicicletas. Estas cubren toda el área de visión, incluyendo los ángulos muertos.

El diseño del dispositivo es similar al de un GPS, aunque las prestaciones son muy superiores a la mera función de proporcionar datos en tiempo real sobre la vía. El mercado potencial de Xesol ya abarca más de 1.000 millones de vehículos ya en circulación y unos 90 millones al año si varios fabricantes implantan su tecnología.

Este sistema también es capaz de advertir sobre las curvas y su pronunciamiento, o de las desviaciones en el carril con el suelo mojado para evitar accidentes. Por otro lado, puede frustrar robos, ya que la cámara interior bloquea el arranque si no reconoce el rostro del piloto. El dispositivo puede instalase en cualquier coche fabricado a partir del año 2000 independientemente de la gama o modelo y en cuanto se presenta una situación de riesgo. La compañía se enfoca especialmente al mundo corporativo: fabricantes de automoción, distribuidoras o aseguradoras.

Los coches conectados, muy vulnerables a los hackers

Otra de las creaciones de la empresa es de carácter biométrico y se llama SmartFace, con múltiples usos como la gestión de flotas de vehículos. SmartFace puede identificar a los usuarios previamente autorizadas para conducir un vehículo. Además, con la aplicación móvil Escriba APP, los conductores pueden leer y responder a la mensajería, tanto la instantánea como emails, mediante un sistema de voz.

Por el momento, Xesol Innovation puede presumir de lograr el sello de Excelencia de la Comisión Europea gestora del programa Horizonte 2020 y figurar entre los finalistas del concurso Startupsfight de Deloitte. Ahora ultiman una campaña en la plataforma de crowdfunding Kickstarter para lanzar el sistema de Smart Face y acudir a una segunda ronda de financiación con el propósito de levantar entre uno y dos millones de euros para adquirir hardware e impulsar nuevos proyectos.

La startup está volcada en la actualidad en otros proyectos ligados a la movilidad inteligente como la llamada de emergencia en caso de accidente -que manda los datos de la ubicación a tiempo real-, o sistemas de mapeo en tiempo real.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.