Innovación

WiTricity pone las bases para un futuro tecnológico sin cables

sin-cables
Escrito por Mihaela Marín

Un grupo de físicos de MIT están trabajando para eliminar la pieza esencial que da vida vida a nuestros dispositivos: el cable.

Sería imposible imaginar un día normal sin estar acompañado por el móvil pero la situación cambia cuando intentamos dormir y nuestro dispositivo no para de sonar hasta que se ponga a cargar. La última vez que el profesor de MIT Marin Soljacic tuvo que pasar por esta molestia hizo la promesa de que iba a encontrar una solución a este inconveniente y por suerte acabó cumpliendo su compromiso. A finales de la década pasada el grupo de investigadores que el profesor Soljacic lideraba continuó el sueño del muy conocido inventor Nikola Tesla y empezó a preparar el camino hacia un futuro sin cables. 

La resonancia magnética acoplada, la clave de la carga inalámbrica

El proyecto iniciaba su primer experimento en 2007 cuando el equipo de MIT consiguió encender una bombilla de 60 vatios de una fuente de alimentación situada a una distancia de más de dos metros sin ningún tipo de conexión física. Para la prueba se usaron dos bobinas de cobre, una conectada a una fuente de alimentación y otra a la bombilla, que se pudieron transferir la energía mediante frecuencias de resonancia sincronizadas. El proceso se reducía a un transmisor que emanaba un campo magnético y el receptor captaba la señal asegurando un fuerte acoplamiento entre las unidades y una interacción muy débil con el resto del entorno. Los últimos avances que están haciendo apuntan a otro descubrimiento: añadiendo más bobinas receptoras la eficiencia de la potencia transmitida se aumenta en un 10%. A partir de aquí los científicos admiten que están delante de otro tipo de resonancia magnética que les permitirá centrar su descubrimiento en las aplicaciones comerciales una vez hayan encontrado un diseño adecuado para las bobinas y el sistema de control eléctrico. La tecnología se continuó desarrollando dentro de una startup, fundada recientemente, que recibió el nombre de WiTricity.

witricity-iphone

El reto de la distancia de transmisión

En la historia de la física han existido otros intentos de transmitir energía de forma inalámbrica, uno de los ejemplos más conocidos siendo el de las ondas radio. Pero en ese caso se trataba de una transmisión inalámbrica adecuada para la información y poco eficiente para la electricidad. Se ha comprobado que los láseres también pueden mover la energía entre dos puntos pero para ello se necesitaría un camino interrumpido entre transmisor y receptor, una condición que no se podría aplicar en el caso de los productos de consumo. En los últimos años se han hecho progresos importantes en el sector de los dispositivos de carga para móviles basados en la inducción.

Todos funcionan bien pero para distancias cortas, así que llegan a tocarse. Se convierten en muy ineficientes cuando la distancia crece”, afirma el profesor Soljacic.

Los científicos aseguran que en el caso de WiTricity esto no pasa y debido a su sistema de transmisores y receptores de bobinas magnéticas se consigue una transferencia eficiente de energía también a mayores distancias. Actualmente la tecnología permite la carga de dispositivos de 6 a 12 pulgadas y tiene una eficiencia de 95% con un uso previsto para móviles, coches eléctricos y otras posibles aplicaciones.

Soljacic piensa que la carga inalámbrica tendrá resultados satisfactorios en muchos sectores, especialmente en el médico, y admite que la gran ventaja de esta innovación tecnológica es el poder de adaptarse perfectamente a un futuro dominado por el desarrollo de los dispositivos embebidos que, para que siga progresando, dependía de una solución tan conveniente como la carga sin cables.

 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.