Innovación

Volvo tendrá su propia flota de coches autónomos en 2017

volvo3

El Volvo 26 Concept es un boceto de coche autónomo que, cuando funciona de manera automática, retrae el volante para mostrar una pantalla de 25 pulgadas.

Volvo acaba de hacer públicas algunas imágenes y detalles del concepto de un nuevo sedán en el que la firma está trabajando y que será el precursor de toda una flota de vehículos autónomos que la empresa pretende poner en las carreteras suecas en muy poco tiempo, concretamente en 2017. Ello supone adelantarse casi tres años al plazo propuesto por Google o Toyota para producir en masa sus vehículos sin conductor.

El Volvo 26 Concept es un boceto, que puede o no llegar a fabricarse (en muchos casos estos conceptos sirven de base para otros vehículos que toman prestadas varias de sus características) que toma su nombre del tiempo medio que lleva a un ciudadano a llegar al trabajo: 26 minutos. El coche presenta un revolucionario diseño que incluye una colocación de los asientos en forma de cubo, de tal modo que el conductor puede elegir distintas posturas según vaya conduciendo o cuando el automóvil funciona de forma autónoma.

Por ejemplo, en el modo relax, el asiento del Volvo 26 Concept se reclina, se retrae el volante y emerge una gran pantalla de 25 pulgadas del salpicadero, con lo que los ocupantes del vehículo pueden disfrutar de películas o vídeos en alta resolución, despreocupándose por completo de la carretera.

volvo2

 A pesar de ser un coche autónomo (y en contra del dictado de otras empresas como Google), el vehículo de Volvo sí que tendrá volante ya que entienden que los conductores tendrán ganas en algún momento de tomar las riendas de la conducción o para resolver alguna situación compleja en la que el humano pueda tener ventaja sobre la inteligencia artificial que monta el automóvil.

volvo1

A su vez, la compañía automovilística también ha tomado partido en la creciente discusión sobre en quién recae la responsabilidad en caso de que el coche autónomo sufra un accidente, debate recrudecido tras el reciente incidente con la policía de un vehículo de Google.

“Volvo Cars es de las primeras empresas en abordar el tema de los coches y de responsabilidad de la autoconducción. Creemos firmemente que los fabricantes de automóviles deben asumir la plena responsabilidad por las acciones de los coches cuando se está conduciendo en modo autónomo completo”, afirmó Peter Mertens, vicepresidente senior de I+D en Volvo AB.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.