Drones Innovación Motor Tecnología

Volocopter, el primer helicóptero eléctrico autónomo, recauda 25 millones de euros

Bien como taxi aéreo autónomo, bien como helicóptero eléctrico no contaminante, lo cierto es que el Volocopter parece llamado a revolucionar el transporte en nuestros cielos.

No sabemos si su diseño se parece más al de un helicóptero o al de un dron, pero lo que sí sabemos es que el Volocopter es el primer vehículo aéreo autónomo que -movido tan solo de electricidad- ha conseguido ya transportar a personas sin necesidad de un pilotaje profesional. Fue en 2011, apenas un año después de que se fundara E-Volo (la empresa alemana detrás de esta innovación), cuando un incipiente prototipo de dron-helicóptero con 18 rotores consiguió llevar a un humano por los cielos durante minuto y medio.

En 2013, estos peculiares dispositivos (conocidos técnicamente como ‘vehículos verticales de despegue y aterrizaje’, VTOL) lograron el impacto mediático necesario para recaudar más de 1,2 millones de euros mediante crowdfunding. Esa cantidad sirvió para perfeccionar ese prototipo y acercarlo más hacia la fase de producción, prevista para 2018. Pero, conforme se acerca esa fecha, la startup ha decidido ampliar su línea de financiación para asegurar el éxito de la iniciativa y defenderse ante la competencia llegada incluso desde la mismísima Uber.

4 de cada 10 personas se compraría un coche volador autónomo

Así pues, esta semana hemos conocido que un consorcio compuesto por Daimler y Climate-KIC, entre otros, ha realizado una inversión estratégica de más de 25 millones de euros en el Volocopter. ¿Su propósito? Acelerar el desarrollo de esta tecnología que podría funcionar como el taxi aéreo personal del futuro, una idea que ya se está desarrollando junto a las autoridades de transporte de Dubai y donde se espera que se desarrollen las primeras pruebas operativas este mismo año.

El modelo Volocopter 2X es un VTOL completamente eléctrico con 18 rotores alimentados por 9 baterías independientes. Tiene una velocidad máxima de 100 kilómetros por hora, autonomía de unos 30 minutos, y puede transportar a dos pasajeros sin piloto, aunque también dispone de mandos manuales por si fuera necesario. Este helicóptero puede elevarse hasta los 2000 metros y levantar hasta 450 kilos de peso, sin una sola emisión contaminante a la atmósfera. Su precio, aunque elevado, no dista mucho del de otros vehículos aéreos tradicionales: en torno a 250.000 euros.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.