Innovación

El valor de recompensar las ideas

La sociedad occidental actual se ha desarrollado bajo un marco en el que sólo tienen recompensa quienes son capaces de explotar comercialmente una idea. Ser el auténtico creador no tiene valor si no se monetiza a través de una aventura empresarial. Pero existe otro modelo en el que lo más importante es la capacidad de generar el conocimiento que después se pondrá en práctica para consumar un avance. Y hay quien lo recompensa.

Una de las iniciativas con más poderosas con capacidad para recompensar las ideas es InnoCentive:

“InnoCentive es el mercado de la innovación global, en el que las mentes creativas resuelven parte de los problemas más importantes del mundo a cambio de premios de hasta 1 millón de dólares.”

En sus InnoCentive Ideation Challenge, los innovadores están llamadas a compartir sus ideas, dejarlas para el común y hacer uso de las que han propuesto otras personas, creando una auténtica lluvia de contenido que puede incluir desde una nueva línea de trabajo hasta una solución para llevar a cabo una campaña publicitaria que sea realmente eficaz a la hora de sumar clientes.

Todo tipo de personal tiene acceso a InnoCentive, tanto organizaciones comerciales como organismos no gubernamentales u oficinas públicas. La condición es que las propuestas conduzcan a avances que sirvan para mejorar la humanidad sea en el campo que sea, desde la medicina hasta el medio ambiente. El proceso garantiza que, en un punto de desarrollo, se adquiere el derecho a explotar la propiedad intelectual creada.

The Economist-InnoCentive Challenge

La lucha contra el cambio climático está cada vez más presente entre todo tipo de agentes de las sociedades. Además, no se está estudiando una visión única, sino que son varios los caminos abiertos para lograr una mejora medioambiental del planeta: explotación de recursos, ciclo productivo, desechos y desperdicios, energía…

El próximo InnoCentive Challenge estará patrocinado por el diario The Economist, dentro de su serie de conferencias Ideas Economy. Las propuestas deben girar en torno a un tema cerrado: “encontrar sentido económico y escalable a la toma de carbón atmosférico”. Las bases dicen que hasta el 25 de octubre se pueden participar en esta entrega que tiene como premios una dotación de 10.000 dólares y la participación como ponente en la conferencia organizada por The Economist, en Nueva York.

Fomentar la proposición de ideas, crear grupos de trabajo equilibrados en los que la parte creativa y la ejecutora estén compensadas y permitir su desarrollo mediante apoyo económico es fundamental para no desperdiciar ningún talento que se sienta intimidado ante el mercado competitivo y exigente de las pequeñas empresas y de la innovación.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.