Innovación Tecnología

5 usos sorprendentes de Kinect fuera de los videojuegos

El propósito original de Kinect era el de posibilitar a los jugadores de Xbox para que controlaran los juegos utilizando una interfaz natural, basada en gestos y en comandos de voz. Sin embargo, algunos ya lo han señalado como un componente clave del próximo del sistema operativo Windows y ven aplicaciones más allá de su uso en videojuegos.

Microsoft ya anunció una versión no comercial de esta tecnología con tal fin, pero en noviembre surgió una comunidad de open source llamada OpenKinect para hacer posibles proyectos basados en este sistema. La comunidad está trabajando en librerías open source para habilitar el uso de Kinect en Windows, Mac y Linux.

El 8 de noviembre, los drivers de Kinect fueron hackeados y estaban disponibles como software libre. Esto permitió entre otras cosas algunos avances como crear una imagen 3D usando Kinect.

Sin embargo, existen muchos otros proyectos muy curiosos basados en dicha interfaz y no orientados al mercado de videojuegos que presentamos a continuación:

Crea una réplica de ti mismo en miniatura: Una iniciativa del laboratorio blablab de Barcelona permite crear a la gente una estatua en miniatura de sí mismos. El sistema invita a cada persona a ser filmada por tres sensores Kinect que conforman un completo escáner de 360º. Esos datos a tiempo real en 3D se utilizan para duplicar la imagen mediante la interfaz hackeada y los mismo datos se imprimen sobre un modelo volumétrico en 3D. Unos minutos más tarde, un equipo crea la figura a escala del participante.

"Crea tu propio souvenir"“Be Your Own Souvenir”. Pincha aquí para ver el vídeo.

Interfaces gestuales para simulaciones de aprendizaje: Una de las utilidades que se han encontrado es la de recrear situaciones profesionales a modo de simulacro. Sin necesidad de mandos, uno de los escenarios de aprendizaje que han configurado es el de un accidente en el que el alumno debe atender a un herido. La recreación atiende a detalles como la ropa o la forma de moverse de las personas.

Incorporación en robots personales: Otro uso que se ha dado a estos sensores de movimiento, es el de su instalación en pequeños robots ayudando a reconocer los obstáculos en su camino. De esta manera, uno de estos equipos con dos cámaras Kinect integradas puede llegar a moverse por un estrecho pasillo esquivando cajas, juguetes… y dándose la vuelta al llegar al toparse con la pared.

Aplicación en arte contemporáneo: En un festival en Auckland, uao de las atracciones artísticas que más llamó la atención fue una obra llamada “Ruido de tinta”. No era otra cosa que la proyección de chorros de colores en una pantalla gigantes. Esos chorros gigantes se movían imitando el movimiento de las personas que estaban delante de una cámara Kinect.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.