Innovación

Dos usos innovadores y rentables del código QR

Codigo QRDesde la aparición de los smartphones es cierto que los códigos QR (códigos de respuesta rápida) se están popularizando en muchos sectores tan dispares como los videojuegos, la arqueología o la educación. Más allá de estos usos, hay mentes creativas que han visto en este sistema una manera innovadora de hacer negocio. Este es el caso de un tatuador de Phoenix (EE.UU) que ofrece la posibilidad de tatuarse cualquier dato cifrado bajo este sistema o el de una línea de ropa con los más inesperados mensajes escondidos con un código QR.

“No es más que otra manera de sacar provecho a estos códigos de barras que puede leer con una aplicación desde tu smartphone”, afirma Levi Smith, el artista norteamericano que ya ha tatuado los códigos que generó su ordenador en el cuerpo a tres personas a un precio de 80 dólares cada uno. Entre las otras funcionalidades que el artista ve a esta práctica es el de incluir información personal como el nombre u otras cosas más importantes como el historial médico, algo que se podría resultar francamente útil en emergencias sanitarias.

“Lo puedes tener vinculado a una web o una imagen como algún texto simple. También existen QR dinámicos que se pueden actualizar online y en los que puedes presentar la información de contacto y leerla posteriormente con un smartphone”, comentó Smith. Algunos de sus conocidos ya le han señalado que podría ser una forma para comprar cosas en distintos lugares, una idea que el de Phoenix no ve nada complicada: “Esto se puede utilizar con un iPhone o un Android. Usando la aplicación como un lector, esto es básicamente un código de barras. Exploras el cuadro y tienes la información al instante”

Confiesa tus secretos con un código QR

Hay quien ya ha ideado toda una línea de ropa que incluye desde camisetas, sudaderas, gorras y bolsos con mensajes cifrados con QR. Instala una aplicación en tu Android o tu Iphone y podrás descubrir estos mensajes cifrados.Vista Taza con codigo QR

Algunos de ellos simplemente esconden una frase o una imagen graciosa para arrancar una sonrisa, pero lo que hay detrás de otros códigos QR son palabras mayores. Una camiseta para no acabar la noche solo que esconde una invitación a un desayuno, una sudadera para declarar tu amor o una taza para anunciarle a tu marido que vuelves a estar embarazada.

Sin embargo, y como la vida no es de color de rosa, también ofrecen una extensa gama de productos entre los que se incluyen tazas para recibir una disculpa, mandar a la gente a paseo con una grosería o incluso descubrir una infidelidad echando mano de tu smartphone.

También se ofrece la posibilidad de personalizarlo, opción que algunos han aprovechado para incluir un código QR con su número de teléfono o su cuenta de Twitter para ganar algún follower.

La única pega de este creativo uso de los códigos QR es que considerando la vida útil de estos, habría que plantearse añadir más información en esta especie de placa de identificación. Siempre es importante tener en cuenta la duración de estos códigos ya estén en un anuncio, en un videojuego, sobre la cubierta de un libro o sobre la piel humana.

Imagen: Qr Store

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.